20minutos

El secreto de la productividad está en tu alimentación

Una vida saludable no solo es garantía de éxito a nivel personal, sino también profesional. Cuando pensamos en los factores que contribuyen en nuestra productividad, pocas veces consideramos la comida. Para aquellos que intentan mantenerse siempre al 100%, es simple: la comida es energía. Pero cuando se trata de nutrir nuestros cuerpos y cerebros para una actividad óptima, tener en cuenta lo que comemos y cuándo lo comemos debe ser una prioridad diaria. Sha Wellness Clinic, clínica de bienestar pionera a nivel mundial dedicada a mejorar y prolongar notablemente la salud y el bienestar de las personas, acaba de lanzar un libro de recetas que revela los secretos de su cocina saludable.

meneame
Compartir


Somos poco conscientes de la cantidad de beneficios que aporta tener unos buenos hábitos alimenticios. Comer bien regula las emociones. Algo fundamental, ya que son las primeras en interferir en el funcionamiento desordenado del cerebro. “Las recetas de SHA para vivir más y mejor”, ofrece las pautas para una nutrición que permita potenciar la vitalidad, el bienestar y la capacidad depurativa y autocurativa del cuerpo. Es el primer libro de recetas de SHA y su objetivo es impulsar hábitos de alimentación saludables que conlleven un cambio positivo y sustancial en la salud de los lectores, dado que la alimentación es un factor clave para nuestra salud física y mental.

Las recetas SHA son fáciles de elaborar e incluyen una amplia variedad de ingredientes con propiedades depurativas que ayudan a purificar el organismo sin que ello signifique renunciar a platos exquisitos. Cocina, placer y salud a partes iguales de la mano de SHA, clínica de bienestar pionera en el mundo y de enorme prestigio internacional. La publicación recoge recetas de entrantes, platos principales, postres, bebidas y zumos: todo un recorrido por la gastronomía más saludable a la vez que deliciosa, una guía básica para la consecución de una dieta equilibrada.

Trasladar estos hábitos alimenticios al entorno profesional fortalece la productividad. La comida tiene un impacto directo en nuestra actividad cognitiva, por lo que cada pequeña decisión en nuestra dieta influye enormemente en nuestra actividad.