20minutos

8 técnicas que te ayudarán a alcanzar tus metas profesionales

Los empresarios de éxito parecen tener días más largos que los de cualquier otra persona en los que consiguen tiempo para hacer todo aquello que se proponen. Cualquier persona que trabaja muchas horas con un gran rendimiento se ve obligada a hacer malabares para conseguir cumplir con todo lo que tiene pendiente por hacer. Existen maneras que pueden ayudarnos a simplificar y hacer nuestras jornadas laborales más llevaderas y sencillas, toma nota.

meneame
Compartir


1. Vuélvete madrugador. Levantarse temprano ayuda a establecer una rutina saludable y a comenzar el día planificando aquellas tareas que debes realizar. Tu productividad y motivación se verán incrementadas de forma notable.

2. Deshacerse del correo electrónico. Perder el tiempo leyendo spam distraerá tu atención y te hará perder parte de tu valioso tiempo, puedes evitarlo si lo deseas.

3. La respuesta imprescindible: saber decir que no. Aunque pueda resultarte difícil debes aprender a priorizar y hacer sólo aquellas acciones que sean imprescindibles y te conduzcan a alcanzar alguna meta en tu vida. No desperdicies tu tiempo, es el bien más preciado que tienes así que prioriza y selecciona aquellas oportunidades interesantes.

4. Realizar pausas medidas durante la jornada. Cuando te sientas bloqueado y no puedas ver la solución o la salida a una idea que se te haya quedado bloqueada déjalo, toma un poco el aire y despeja tu mente. Tu forma de afrontarlo cambiará y la solución llegará (con toda seguridad).

5. Trabajar duramente para lanzar un proyecto. Si debes poner en marcha un gran cambio o una nueva idea ponte las pilas y concéntrate para ser más productivo y dar todo de ti mismo durante el periodo que dure el despegue.

6. Eliminar propósitos inalcanzables. Establece unas metas realistas que optimicen tus recursos y que puedas llegar a completar. Aprende a planificar tu tiempo de forma correcta para alcanzar más rápido aquello que deseas.

7. La importancia de la automotivación. Refuerza aquellos hábitos que mejoran tu estado de hábito y decora tu espacio de trabajo de forma que refuerce y te recuerde tus principales objetivos. Pasito a pasito completarás el camino.

8. Realiza todas tus tareas pendientes. Completa aquellos proyectos que tengas por hacer y no dejes ningún trabajo a medias.