20minutos

Los errores laborales más comunes de las personas inteligentes

Para cualquier empresa es lógico pensar que a la hora de contratar a algún nuevo trabajador para deben elegir a los candidatos más inteligentes. Esta creencia no pasa por ser siempre una buena idea, todo lo contrario, a veces un exceso de intelecto puede ser un problema sobre todo en aquellas personas que desempeñan algún cargo o función de liderazgo. Te contamos los principales motivos para que puedas lidiar con este tipo de perfil.

meneame
Compartir


1. Exceso de arrogancia. Las personas con un alto coeficiente creen llevar siempre la razón y no son capaces de escuchar a los demás para poder desarrollar sus ideas y conseguir mejorar. En la mayoría de empresas es vital saber trabajar en equipo , algo complicado para ellos que están convencidos de que siempre saben más que el resto.

2. Falta de empatía. Este tipo de perfil profesional suele tener problemas para entender que no todo el mundo puede ir un paso por delante, como ellos, y que, a la hora de liderar o formar parte de algún equipo, es importante invertir tiempo para conseguir que todos puedan funcionar al mismo ritmo.

3. Poco eficaces. Las personas muy inteligentes no saben manejar el éxtio y les cuesta aceptar que otros, con menores capacidades, puedan realizar el mismo trabajo de forma eficiente. Pueden ser grandes trabajadores pero como líderes no saben transmitir a los demás aquellas ideas que puedan generar beneficios para todos.

4. Productividad a costa del consumidor. Para muchas empresas estos perfiles no son útiles ya que lo que pretenden no es tanto conseguir atender al mayor número de clientes si no generar una buena experiencia de marca. A veces hay que preocuparse por el servicio que se quiere ofrecer más que por la racionalidad de la propia venta.