20minutos

5 lecciones de trabajo que nos da ‘Up in the air’

Trabajo, trabajo y más trabajo, esa es la vida de Ryan Bringhman (George Clooney) en esta película. Se olvida prácticamente de lo que es estar en familia, no cree en las relaciones y pasa más tiempo en los aeropuertos que en su propia casa. Un claro ejemplo de una persona que no mantiene el equilibrio entre su vida y el trabajo.

meneame
Compartir


La trama de la película cambia cuando Natalie Keener (Anna Kendrick) comienza a acompañar en sus viajes de trabajo a Bringhman para instaurar una nueva práctica que podría cambiar totalmente su vida. Esta película está ambientada en el funcionamiento de diferentes empresas, y la forma de despedir a los empleados. Aquí os mostramos las lecciones que hemos aprendido de “Up in the air”.

1. Cómo se debe despedir a los empleados de una empresa haciéndoles el mínimo daño posible, esa es la trama principal. Es un trabajo muy complicado, y por eso hay compañías que contratan a otras para que hagan esa tarea. Para despedir a una persona hay que medir cada una de tus palabras, e intentar motivar al despedido para que no se deprima ante esta mala noticia. Hay que intentar que lo vea como una oportunidad, no como un fracaso.

2. Hay prácticas que no se pueden realizar a través de las “nuevas tecnologías”. El trato humano, la cercanía, sigue primando para comunicar algo importante a un trabajador.

3. Hay que luchar pos verdaderos sueños de cada uno. Si se lee entre líneas, en algunos casos, por ejemplo cuando Bringhman tiene que despedir a Bob, graduado en artes culinarias, intenta impulsarle para que se sienta mejor consigo mismo volviendo a luchar por su sueño de ser cocinero.

4. La madurez laboral. Natalie Keener (Anna Kendrick) acompaña a Ryan Bringhman (George Clooney) en sus viajes. En un principio ella parece que “lo sabe todo”, pero al final podemos ver que los años de experiencia muchas veces valen más que la preparación. Hay que escuchar a aquellos que llevan más tiempo que tú en el trabajo, porque puedes aprender mucho de ellos.

5. El equilibrio entre la vida y el trabajo. Parece que a Ryan Bringhman (George Clooney) es feliz con su vida que solo consiste en trabajar. ¿Realmente es así? Puedes verlo en la película.