• Loading stock data...
Sound&Pixel

Cómo organizar tu tiempo para no estar siempre ocupado

meneame
Compartir


¿Sientes que siempre estás ocupado? ¿Te gustaría disfrutar más de tu tiempo libre? Aprende a distribuir bien el tiempo para que los deberes no te desborden.

En la vida no solo hay que hacer lo que se debe, también debes sacar tiempo para hacer lo que te apetece. El placer es una parte esencial de nuestra vida, ya que solo tenemos una, y hay que aprovecharla al máximo.

Para exprimir hasta el último jugo a tus días, y que te quede tiempo para ti, para hacer lo que te apetezca, incluso para “no hacer nada”. Sigue estos consejos, organiza bien tu tiempo y no estarás siempre ocupado.

1. Lleva tu agenda siempre contigo. No vale que te compres una y que luego la dejes apartada en casa o en el lugar de trabajo. Es necesario que vaya siempre contigo para recordarte en cada momento lo que debes hacer, y así no pierdas tiempo recordando. Otro motivo por el que debes llevar tu agenda encima, es por si te surge algún plan o idea que debes apuntar. Si lo haces en cualquier papel, puedes perderlo y olvidarte de lo que escribiste.

2. Haz solo el trabajo para el que estés preparado. Hay veces que perdemos el tiempo intentando hacer labores de las que no tenemos ningún conocimiento. Está bien que innovemos para aprender cosas nuevas, pero si lo que necesitas en no estar tan ocupado, no inviertas tu tiempo en realizar tareas que no van contigo.

3. No hace falta que acudas a todas las reuniones. Sé exigente a la hora de acudir a eventos y reuniones. Es imposible estar en todos los sitios a la vez, y además se pierde mucho tiempo mientras vas de un lugar a otro. Prueba las videoconferencias o intentar solucionar problemas por teléfono.

4. Evita hacer varias cosas a la vez. Puedes pensar que la multitarea te ayuda a ganar tiempo, pero en muchas ocasiones te hace perderlo. Si no estás pendiente de lo que tienes que hacer, puede que tengas que repetirlo de nuevo. Es mejor dedicarte únicamente a una tarea y más tarde realizar la otra.