20minutos

Cinco consejos para causar una primera buena impresión

Todos queremos causar una buena primera impresión sea del carácter que sea nuestra cita. Por eso no pierdas de vista estos puntos sobre los que trabajar para conseguirlo.

meneame
Compartir

Según la ciencia, tan solo bastan siete segundos para crear una primera impresión en las personas. La manera de presentarte, de gesticular, de sonreír o de mirar constituye la primera impresión que una persona percibe de ti.

A lo largo de nuestra vida vamos a tener que afrontar miles y miles de primeras veces y de primeras citas, algunas tan importantes como entrevistas de trabajo, la primera vez que conoces a tus compañeros de oficina o la primera vez que te presentan a la familia de tu pareja, por ejemplo.

Por eso hay que tener siempre en cuenta algunas tips para caer en gracia inmediatamente. Por supuesto que no es algo definitivo, pero ayuda a sentirme más cómodo y seguro en las primeras citas:

VESTIMENTA APROPIADA

Está claro que lo primero que alguien va a percibir de ti es un golpe visual, cómo te ves físicamente. No es una cuestión de belleza, sino de ir apropiado al momento y el lugar de tu cita. Dependiendo del carácter de tu cita deberás elegir una vestimenta u otra. Obviamente no vas a ir vestido igual a una fiesta de gala que para ir a tomar un café o para una entrevista de trabajo.

SÉ PUNTUAL

Estamos hablando de una primera, impresión, lo que supone una primera cita. Uno de los errores que pueden marcar para siempre la impresión que crees en esa persona o personas con quien te has citado es la impuntualidad. Por eso, es mejor que te sobre tiempo, llegar antes de la hora acordada. Evitar la impuntualidad es importante, pero evitar la impuntualidad en una primera cita es fundamental.

MANTENER CONTACTO VISUAL

El lenguaje corporal da más pistas de tu personalidad de las que crees. Con las palabras puedes mentir, pero con los gestos difícilmente. Por eso es importante aprender a dar también una buena imagen corporal. Uno de los puntos más importantes es mantener el contacto visual. Para algunas personas resulta algo violento, pero evitar mirar a los ojos de la persona con la que estás conversando transmite una sensación de ocultamiento y falta de confianza.

EMPÁTICO

Para que la otra persona sienta que le entiendes y que sois capaces de poneros de acuerdo es importante que trabajes la empatía. Que la otra persona se sienta comprendida y que sois capaces de acercar posturas.

CONTROLA EL TONO DE VOZ

Intenta controlar el tono de voz, y por supuesto el lenguaje. Es importante que elijas bien el registro verbal en el que te vas a mover. Dependiendo de la ocasión puede ser más técnico y profesional o más coloquial y relajado.