20minutos

3 pasos para refrescar tus metas

Enero queda atrás, y con él muchos de los propósitos y las metas que nos propusimos por aquel entonces. Todo es cuestión de intención.

meneame
Compartir

El problema de fijar los propósitos de año nuevo, es que no debería haber un momento específico del año donde nos veamos capaces de luchar contra todos nuestros de vicios, o de querer hacer nuestra vida mejor. Cada día deberíamos tener estos propósitos, aunque parezcan difíciles de cumplir. “Año nuevo, vida nueva,” es algo que pocas veces se cumple. La vida es impredecible, y lo puede ser el primer del año. Por ello, la primavera es tan bueno momento como todos los demás para revisar todas esas metas o propósitos que hemos ido escondiendo, o que no hemos cumplido.

La primavera nos invita a ser un poco más felices, el sol brilla sin apretar en exceso y nos sentimos un poco más libres. Es el momento perfecto para deshacerte de todo aquello que te retiene. Además, han pasado suficientes meses desde el comienzo del año para ver qué es todo aquello que no te gusta, y quedan muchos más para poder cambiarlo. Por ello, puedes refrescar tus metas o propósitos siguiendo 3 sencillos pasos:

Revisa tus metas

Si fijaste una serie de propósitos en año nuevo, es el momento de pensar en ellos. Debes valorar si siguen siendo relevantes a día de hoy. Quizás los hayas abandonado porque hayan surgido oportunidades más interesantes. Pero también tienes que revisar si de verdad has conseguido mantener o llevar a cabo dichos propósitos. Quizás lo hayas hecho en mayor o menor medida, más o menos de lo que te esperabas. Esta revisión tiene como finalidad ayudarte a medir el tiempo que necesitas para algo.

Actualiza tus metas

El primer paso está completado, ahora puede que quieras actualizar dichas metas. No es que necesites hacer unos propósitos totalmente nuevos, pero puede que quieras añadir alguno más por razones personales. Seguramente esta revisión haya traído consigo una serie de ajustes que tus metas necesitaban, sin tu siquiera saberlo. Si no has avanzado como esperabas con alguna de ellas, puede que un ajuste sea precisamente lo que necesitabas desde el primer momento.

Vuelve a comprometerte con tus metas

Aunque todos tus propósitos te parecen estupendos y crees que no necesitan ningún cambio, este paso es crucial. Mantener el compromiso con algo puede resultar muy difícil teniendo en cuenta las circunstancias a las que todas las personas se ven sometidas día tras días. Por ello, es muy importante tomar el tiempo necesario para volver a comprometerse con estas metas y sacar el máximo partido de ellas.