20minutos

Las mujeres son mejores catadoras de whisky que los hombres

El whisky se ha presentado históricamente como una bebida de hombres. De hecho, en la actualidad sigue presentándose como tal, siendo Macallan la bebida favorita de James Bond o siendo David Beckham la imagen de Haig Club. Sin embargo, lo cierto es que la ciencia evidencia que las mujeres lo catan mejor.

meneame
Compartir


El whisky ha sido siempre presentado como una bebida de hombres, sin embargo, los tiempos han cambiado y esa imagen ya no es tan masculina, a pesar de que el estereotipo siga existiendo. Además, la ciencia ha revelado que las mujeres son mejores catadoras de whisky que los hombres. En general, las mujeres tienen mejor olfato que los hombres. Diversos estudios demuestran la veracidad de esta afirmación. El más famoso de ellos el de la camiseta sudada, llevado a cabo en el año 1995 por el Dr. Claus Wedekind en Suiza.

En este estudio, un grupo de mujeres olió las camisetas usadas de varios hombres. Sin saber quién o cómo eran, las participantes prefirieron el olor de los hombres cuya composición genética era más lejana a la suya. Este experimento trató con un conjunto de genes llamados complejo histocompatibilidad o CMH, que es una parte importante de nuestro sistema inmune. Los genes del CMH también determinan nuestra “huella de olor”, una firma olorosa única que tiene cada persona según la mezcla de sustancias químicas que su cuerpo segrega, principalmente, a través de las axilas. Y pensarás: ¿qué tienen que ver las camisetas sudadas con el whisky? Pues bien, aquí está la explicación: nuestro sentido del olfato es el responsable de hasta un 90% de la disposición que mostramos a la hora de probar algo. Un simple experimento que se puede hacer en casa lo demuestra. Lo único que necesitas para comprobarlo es un whisky barato y uno caro, por ejemplo, un Glenlivet 18. Si te tapas la nariz y pegas un sorbo a cada uno de los dos whiskies escogidos, casi seguro que no serás capaz de distinguirlos. Y aquí entra de nuevo en juego la ciencia.

Un estudio brasileño reveló que existe una fuerte evidencia biológica de que las mujeres están mucho mejor equipadas que los hombres para oler. El estudio examinó el número de células existentes en los bulbos olfatorios -la primera región del cerebro en recibir información cuando olemos- en los cerebros de las mujeres y los hombres después de su muerte. Los investigadores descubrieron que las mujeres tienen, de media, un 43% más de células en dicho lugar y un 50% más de neuronas que los hombres.

Todo esto es además compatible con la experiencia del experto en whisky Felipe Schrieberg, colaborador habitual de Forbes UK. Schrieberg asegura que en las catas que él ha realizado con personas sin experiencia, las mujeres suelen ser las que identifican primero los whiskies más ricos en detrimento de los hombres. No obstante, el experto en whisky asegura que esto no quiere decir que no existan hombres con un olfato muy refinado, sino que a las mujeres les suele costar menos entrenamiento.