Encuentra la razón perfecta para hacer ejercicio y no necesitarás una excusa

En lugar de verlo como algo que deberías hacer, empieza a pensar en ello como una oportunidad para obtener una satisfacción mayor

meneame
Compartir

El ejercicio es casi un imperativo para llevar una vida saludable, aún así muchas personas encuentran difícil llevar un programa de ejercicio regular. Esto puede ser particularmente complicado para las personas que han sido sedentarias durante la mayor parte de sus vidas. Las excusas para no hacer deporte son muy variadas: hace mucho calor, hace mucho frío, está lloviendo, está nevando, no tengo tiempo, estoy cansado, me duele un pie, me duele la espalda, los gimnasios son muy caros.

Esta lista es infinita, pero el único motivo real es la falta de motivación. Vamos a dejar a un lado las excusas y a pensar en cómo podemos descubrir la forma de encontrar la motivación necesaria para centrarnos en lo que podemos sacar del ejercicio. Aunque también es importante conocer los mitos que rodean al deporte.

Encuentra algo con lo que disfrutes

Antes de meterte a probar un nuevo programa de ejercicios, es útil pensar en ti mismo y en lo que realmente vas a disfrutar más. Por ejemplo, algunas personas disfrutan de las clases en grupos, o de salir a correr en grupo, mientras que otras prefieren los entrenamientos solitarios. Igual te gustan los deportes de repetición como la natación o el ciclismo. A lo mejor puedes optar por alguna variedad de baile, una clase de pilates o de aerobic. Tú te conoces mejor que nadie, así que encuentra lo que te motiva.

Establece las metas de forma progresiva

Si te lanzas a la meta más difícil de todas y lo quieres a la primera, solo vas a obtener fracaso, y eso te va a hacer abandonar la meta. Por tanto, resulta mucho más inteligente ir estableciendo pequeñas metas. Con ello obtendremos una gran satisfacción a nivel progresivo y nos sentiremos mucho mejor.

Encuentra tu rutina

Establecer un horario similar para hacer ejercicio cada día puede ayudarnos. No es que necesites seguirlo a toda costa, pero es verdad que cuando tenemos un horario, nos comprometemos más a las cosas.

Encuentra tu motivación y lánzate al deporte, no te vas a arrepentir.