20minutos

Los padres pasan cada vez más tiempo con los hijos, pero lo importante es la calidad

Los últimos estudios apuntan a que los padres, pasan más tiempo con sus hijos en la actualidad. Pero es importante optimizar este tiempo junto a ellos.

meneame
Compartir

A veces nuestros hijos pasan mucho tiempo en frente de la televisión porque no tenemos más remedio. Pero hoy en día esto está cambiando, los padres de hoy en día lo estamos haciendo muy bien.

Según La Universidad de Oxford, el tiempo de calidad que los padres pasan con sus hijos está en crecimiento. Las madres pasan más del doble del tiempo con los hijos que hace 50 años, y los padres más del triple. Aunque hay que destacar que los padres de hace 50 pasaban entre 3 y 8 minutos al día con sus hijos.

Hoy en día, con más mujeres en los entornos laborales y los hombres tomando el rol primario de la familia, es el momento de que nos felicitemos como padres.

A pesar de que durante la semana, el número de minutos que los niños pasan frente a pantallas ha decrecido, no está claro si es suficiente. Como cada niño es diferente, los minutos que pasamos con ellos deben ser diferentes también. Ver una película juntos, si a tu hijo le encanta, estar con él, darle tiempo para conectar contigo, es lo que establece la calidad del tiempo.

Además esto añade valor al entorno familiar, siempre hay consejos para mejorar un poco y darle calidad a esos minutos.

Aparta tus aparatos tecnológicos

No mires el móvil, ni el email, ni envíes un mensaje corto. Si estas contándole un cuento a tu hijo, limítate a ello.

Intenta crear una rutina que evite las discusiones cotidianas

Después de un día lleno de trabajo, nos encontramos claramente irritados. Para evitar que esto recaiga en nuestros hijos, debemos crear una rutina familiar donde todo este establecido, con ello evitaremos las discusiones innecesarias.

Planea algo especial con ellos cada semana

Igual es ver una película juntos los miércoles, o leer el siguiente capítulo de un libro. Da completamente igual, pero es una forma de crear un vínculo muy valioso.