• Loading stock data...
Sound&Pixel

Por qué tomar un par de tragos te ayudará a recordar mejor

Para la mayoría de nosotros, beber y olvidar suena mucho más lógico que beber y recordar. Pero los últimos estudios nos demuestran lo contrario.

meneame
Compartir

Beber no está asociado con olvidar, sino con mejorar nuestra memoria con respecto a los eventos del día anterior. 90 bebedores sociales se sometieron a una serie de pruebas, como un juego de aprender palabras. Después, fueron divididos en dos equipos. Uno de ellos, podía beber todo lo que quisiera, el otro no podía beber nada. Al día siguiente, los dos grupos completaron la misma prueba que el día anterior. Sorprendentemente, el equipo que había bebido recordaba más palabras de las que había aprendido el día anterior.

Aún más sorprendente es el hecho de que las personas que más bebieron dentro del grupo de bebedores, recordaban incluso más. El estudio solo prueba que el día siguiente tiene efecto, ya que preguntaron a los bebedores algo después de haber bebido y su memoria no era tan fuerte al respecto. Algo en relación con el tiempo, el procesamiento del alcohol en sus sistemas, pareció consolidar sus memorias.

Es complicado entender la razón de estos acontecimientos, pero los investigadores creen que el alcohol bloquea nuestra capacidad de aprender cosas nuevas, pero sin embargo, consolida las anteriores. Por tanto, transforma nuestra memoria a corto plazo en memoria a largo plazo.

Esta no es la primera vez que el alcohol es analizado de esta manera, existen estudios con resultados similares, pero esta es la primera vez que los estudios provienen de un laboratorio.

Por supuesto que esto no es un consejo para que las personas se pongan a beber como si no hubiera mañana. Las listas de efectos negativos que provienen de la bebida, es mucho más larga y perjudicial. Simplemente es un descubrimiento cuanto menos curioso.