20minutos

En la vejez los amigos son más importantes que la familia

Los amigos se vuelven cada vez más importantes para la salud y la felicidad a medida que la gente envejece, según una nueva investigación en la revista Personal Relationships.

meneame
Compartir

Son tan cruciales, de hecho, que tener amistades de apoyo en la vejez resultó ser un predictor más fuerte de bienestar que tener fuertes conexiones familiares. El nuevo trabajo explora los hallazgos de dos estudios sobre relaciones. En el primero, se involucraron a más de 270.000 personas en casi 100 países, el autor William Chopik encontró que tanto la familia como las relaciones de amigos estaban asociadas con una mejor salud y felicidad en general. Pero en las edades avanzadas, el vínculo se mantuvo sólo para las personas que informaron fuertes amistades. Chopik, profesor asistente de psicología en la Universidad Estatal de Michigan asegura que lo que realmente ” sorprendente fue que, de muchas maneras, las relaciones con amigos tuvieron un efecto similar al de los familiares, y en otros, los superaron”.

Para el otro estudio, Chopik analizó una encuesta separada de cerca de 7.500 personas mayores en los Estados Unidos. Aquí, encontró que no era sólo importante tener amigos, sino que la calidad de esas amistades también importaba. Cuando la gente dijo que sus amigos eran una fuente de tensión, reportaron tener más enfermedades crónicas. (Curiosamente, ese no fue el caso de las personas que informaron de la tensión de sus cónyuges e hijos.) Cuando sus amigos eran una fuente de apoyo, la gente era más feliz.

Nada de esto es particularmente sorprendente, dice Chopik. Después de todo, a diferencia de nuestra familia, podemos elegir a nuestros amigos. “Algunos estudios muestran que a menudo disfrutamos más de nuestro tiempo con amigos que con la familia”, dice. “Hacemos cosas tranquilas con amigos, mientras que los eventos familiares son a menudo graves o quizás un poco monótonos”.

Los beneficios de tener amigos íntimos también pueden ser más fuertes para las personas mayores porque, en ese momento, esas amistades han resistido la prueba del tiempo. “Usted ha mantenido a esa gente alrededor porque le han hecho feliz, o al menos contribuido a su bienestar de alguna manera,” dice Chopik. “A través de nuestras vidas, dejamos que las amistades más superficiales desaparezcan, y nos quedamos con las que realmente influyen”.
Pero Chopik dice que el poder de la amistad en la salud física y mental es a menudo ignorado en la investigación, especialmente en las personas mayores, donde las relaciones con los cónyuges y los niños son a menudo consideradas más importantes.

Y si bien es cierto que los miembros de la familia son a menudo las personas que prestan apoyo a los ancianos, el profesor asegura que esto también puede crear un sentido de obligación. Estas relaciones son ciertamente beneficiosas y a menudo vitales. Pero no pueden proporcionar tanta alegría como los que tienen amigos de mucho tiempo.

Por supuesto, algunas personas pueden compartir amistades poderosas con sus hermanos, cónyuges, hijos y otros miembros de la familia, y eso también es positivo. “El punto general es que cuanto más apoyo, más interacciones positivas, mejor”, dice el profesor. “Lo importante es tener gente en la que puedas confiar tanto para los buenos momentos como para los malos”.