Tres preguntas sencillas para frenar tus miedos

El miedo es una emoción caracterizada por una sensación desagradable provocada por la percepción de un peligro, ya sea real o imaginario. Nos aparece a todos en algunas ocasiones y en diferentes facetas de la vida y el trabajo. Las consecuencias de este temor son el retraso, aplazamiento y, en algunos casos, la paralización de la actividad que estemos llevando a cabo.

meneame
Compartir

La Real Academia Española (RAE) define el miedo como “angustia por un riesgo o daño real o imaginario” y “recelo o aprensión que alguien tiene de que le suceda algo contrario a lo que desea”.

Si has intentado superar el miedo sin éxito, estas tres preguntas de Tara Mohr pueden ayudarte a poner freno a tus miedos.

La experta en liderazgo asegura que el miedo y la curiosidad no pueden coexistir, no podemos sentir los dos al mismo tiempo. Ella aconseja que, en lugar de tener miedo, tratemos de provocar curiosidad por ello y explorar los resultados de un escenario que nos asusta. “¿Puedes interesarte en lo que esta situación te revelará sobre la vida, sobre ti mismo, sobre la naturaleza de las cosas?”.

curiosidad es el camino para manejar tus miedos. La próxima vez que te enfrentes a una situación que te asuste, hazte estas tres preguntas:

-¿Qué es lo peor que puede pasar? A menudo el peor escenario es recibir un “no” por respuesta.

-¿Cuál es el mejor resultado posible? Lo mejor que nos puede ocurrir es alcanzar el éxito.

-¿Que aprenderás? Toda decisión que tomes te aportará una valiosa lección. No importa qué, con esta lección aprendida serás más capaz después de haberlo intentado.

Haciéndote estas tres preguntas de forma regular, puedes percibir una imagen más objetiva de tus miedos. Así, conocerlos mejor te permitirá manejar tus emociones más racionalmente.