20minutos

Maneras sorprendentes de motivarse en el trabajo

Los problemas, la falta de creatividad y liderazgo y la monotonía en el ritmo de trabajo pueden contribuir (y mucho) en que un equipo padezca graves síntomas de desmotivación que acaben por reflejarse en su trabajo. No obstante, para que esta desazón no se extienda en su empresa como una plaga, hay varios sencillos cambios que puede realizar desde hoy para suavizar los tropiezos y mantenerse positivo en un período difícil:

meneame
Compartir

Para empezar, mire de vez en cuando. Verá cosas increíbles: nuestra vasta galaxia, hermosos jardines en la azotea, pájaros volando. Si no lo hace, estará caminando en automático y sin apreciar todos los detalles del día a día. Practique la meditación caminando sintiendo el suelo a través de sus zapatos. Establezca su presencia conectándose físicamente al mundo vibrante que le rodea.

No coma solo; disfrute de la compañía de los demás. Anote los sabores de su comida e intente identificar cada ingrediente por gusto. Salir para el descanso del café de la mañana y tomar su espresso sentado, no de camino a alguna parte. Saborear cada sorbo mientras lee el periódico impreso y aprecia lo insignificantes que son sus problemas.

Lea cosas que le desafíen. Entiende el otro lado de cada argumento, aunque no simpatice con la idea inicial, no se prive de escuchar. Aprenda cosas que no tienen nada que ver con lo que hace día a día: dibujar, tocar el piano, practicar deportes de aventura…

Utilice la tecnología para mejorar sus experiencias. Cambie su contraseña a algo que le provoque sonreír. Tome un vuelo de última hora en algún lugar divertido y exótico. Use Carpool para trabajar y conocer a otras personas en el camino. Descubra y eche un vistazo a lugares sorprendentes cerca de su oficina. Salga de su rutina.

En su libro Originals, Adam Grant escribe: “El sello distintivo de la originalidad es rechazar la inercia y explorar si existe una opción mejor”. Elegir algo por defecto puede ser aburrido y le priva de usar su de inspiración. Así que cuando todos vayan a la derecha, gire a la izquierda. Y asegúrese de mantener un diario: la mala idea de ayer podría ser el gran motivador de hoy.

Si todavía está luchando para superar su letargo, piense en el panorama general. ¿Está trabajando en algo importante? ¿Es usted un apasionado de lo que hace? Manténgase enfocado en la meta final sin privarse de disfrutar por el camino.