Facebook
Twitter
Google Plus
LinkedIn
Forbes_es:
Arahy
Arahy
Madrid - Restaurante
Calle de Alcalá, 58, 28014 Madrid
El restaurante Arahy ha cambiado su imagen y con el chef José Raimundo Ynglada Mundy en los fogones, reabre para sorprender a todo tipo de comensales a los pies de la Puerta de Alcalá. Con las mejores materias primas del mercado, una suculenta oferta de coctelería premium y una exquisita y renovada decoración con nuevos espacios, vuelve con más fuerza que nunca.

Arahy ha renovado su imagen para convertirse en una referencia de la cocina de autor y la coctelería madrileña a los pies de la Puerta de Alcalá. Tan sólo hace cuatro meses que este restaurante, que ahora ocupa el lugar del famoso Club 31, abrió sus puertas, pero en este breve período de tiempo ya ha conseguido conquistar los paladares de los madrileños y los turistas gastronómicos más exigentes.

¿Su principal atractivo? La combinación de comida moderna, con la sencillez y los mejores productos del mercado que preparan en su cocina el chef José Raimundo Ynglada Mundy y su equipo que, a partir de ahora, contará con un sushiman que hará las delicias de los adeptos al famoso plato oriental que está tan de moda.
Ahora mismo pueden degustarse en su carta productos de temporada como es la trufa de invierno, pero de cara a la próxima, Mundy ya tiene decidido con qué sorprenderá a sus comensales: cocinará fuera de carta verduras de temporada traídas de la huerta de Navarra.

Estos platos estacionales son producto de la reivindicación de la cocina unida a los mercados tradicionales. De esta manera, figurarán entre las sugerencias del día alcachofas glaseadas con parmesano, crema de guisantes con trufa y huevo poché, alcachofas cocidas y marcadas en brasa de carbón y menestra de verduras de Tudela con huevo poché.

Un espacio más abierto

La interiorista Sonia Pedregal ha sido la encargada de diseñar la nueva imagen del restaurante Arahy, mucho más moderno y con elementos tan llamativos como una nueva barra de latón. Además, el local cuenta ahora con un nuevo área que lo hace más abierto a todos los públicos: una zona de mesas altas con llamativos taburetes en los que sentarse a picar algo junto a uno de los cócteles de su nueva carta.

Este nuevo espacio destierra del todo el dress code y da la bienvenida a los comensales que demandan algo más rápido e informal pero con la misma calidad de siempre. Tablas de queso de distinta intensidad, ostras con denominación de origen y postres caseros son algunos de los platos que se pueden degustar en esta nueva zona con horario ininterrumpido que además es ideal para una agradable sesión de afterwork.

Para los más sosegados, el restaurante sigue manteniendo su sala con bancadas y manteles de hilo que destilan una elegancia atemporal. En ella, además, están permitidas las largas sobremesas y es que otra de las apuestas de Arahy es la flexibilidad horaria, ya que no echan el cierre en este horario de sobremesa en el que los clientes suelen estar tan a gusto tras una exquisita velada con los mejores platos.
Arahy
Arahy
Arahy
Arahy
Arahy
Forbes Radio