20minutos

Sastrería a medida sin salir de la oficina

Tailords, de la mano de uno de sus socios fundadores, Ignacio Gratacos, se ha convertido en una de las firmas de sastrería a medida y a domicilio que, sin renunciar al valor de la costura tradicional, ha democratizado el oficio.

meneame
Compartir


En un momento como el actual marcado por el boom de las nuevas tecnologías, surgen emprendedores como Ignacio Gratacos que mira en otra dirección sin perder en ningún momento la perspectiva. Desde Tailords busca recuperar el oficio y la sastrería de corte clásico para llevarla a un mundo actual y más accesible. Hace ya varios años que la tendencia de personalización ha alcanzado mucho éxito en diferentes sectores de consumo, teniendo como principal objetivo hacer sentir único al cliente. “Pensamos que si éramos capaces de derribar la barrera del precio para democratizar la sastrería a medida y, además, introducir el concepto ‘a domicilio’, podríamos tener un potencial de futuro muy interesante en el sector”, comenta Gratacos.

Dentro del complejo y competitivo mercado de la moda, las líneas de actuación que la compañía se plantea son claras: Tailords aspira a ser la marca de ropa de confianza del hombre del siglo XXI, a través de sus dos vías de negocio. “Por un lado, ofreciendo un servicio de sastrería a medida y a domicilio con las mejores telas y tejidos europeos y por el otro, ofrecer al usuario la mejor experiencia de compra online –a través www.tailords.com–, incluyendo la posibilidad de personalizar sus prendas”. Su objetivo es hacer una web fácil, donde con unos simples clicks se pueda disponer del producto en casa del usuario en el menor tiempo posible. “Ofrecerle un punto de comodidad y ahorrarle el plan de salir de compras, que por lo general, no nos suele gustar en exceso a los hombres”. Asimismo, quieren recuperar la elegancia y figura del gentleman urbano en todas sus expresiones. En Tailords parten de una idea clave: “Para nosotros, un hombre bien vestido no necesita ser esclavo de la moda, sino que debe guiarse por su propio estilo que le haga sentirse cómodo y elegante en todas las ocasiones”. De ahí que su gama de productos sea verdaderamente amplia, desde ropa más formal como camisas a medida y zapatos clásicos hasta más informal, como la colección de poleras y alpargatas que se plantean para este verano.

Elegancia y exclusividad
Camisas, corbatas, zapatos, calcetines… Todo a medida. A corto plazo, su prioridad es seguir dando a conocer la marca entre su público objetivo: “a través de los pop-ups más importantes de España, las recomendaciones boca-oreja de nuestros clientes y un buen trabajo de PR & Comunicación para continuar construyendo la marca”. A medio y largo plazo, sus pretensiones se hacen más ambiciosas: hacer escalar el negocio a través de un programa de marketing online y un plan de aperturas de algunos showrooms en localizaciones estratégicas de las principales ciudades españolas. “Lo que tenemos muy claro es que dentro de este plan de expansión, nos mantendremos fieles a nuestra esencia de marca de ropa de calidad, actual, elegante y a un precio razonable, ofreciendo siempre un servicio exclusivo y eficiente para nuestros consumidores”.

Gratacos está convencido de que “Tailords es la mejor opción para el hombre actual, elegante, no seguidor necesariamente de la última tendencia de la moda y que cree en su propio estilo de vestir tradicional, pero con un toque diferencial y en ocasiones, más atrevido”. Entiende bien que en la sociedad actual cada vez se tiene menos tiempo para disfrutar del ocio, de ahí que quieran ponérselo fácil a sus clientes para que, “sin salir de su casa, despacho u oficina, puedan disfrutar de la mejor experiencia de compra de ropa para hombre”.

En un principio, se lanzaron al mercado ofreciendo solamente el servicio de camisería a medida y a domicilio en Madrid, en el que la experiencia aspiracional estaba garantizada con la presencia de alguno de sus sastres. A medida que fueron pasando los primeros meses y con la apertura de la web, se dieron cuenta de que tenían una demanda interesante más allá de la capital española. “Por esta razón, hemos puesto en marcha un servicio de camisería a medida donde el cliente puede elegir la tela que más le guste de nuestro muestrario digital y simplemente nos tiene que enviar una camisa de su armario que le quede perfecta para replicar sus medidas, plasmarlas en la tela elegida y, en un máximo de tres semanas, recibir la camisa en su casa”. En estos casos, la excelencia y eficiencia en el servicio al cliente adquieren un papel fundamental para compensar la falta de presencia física sobre la que tomar medidas.

Cubren casi todo el fondo de armario –incluso bañadores– del hombre actual. “Para nosotros era clave tener un amplio abanico de productos Tailords desde el principio, para poder cubrir las necesidades (casi) completas de nuestro consumidor en cuanto a su look. Las camisas (a medida y de sport), las corbatas y los zapatos (junto a las alpargatas con suela de goma) son los artículos de mayor éxito tras su primer año de andadura, pero de cara a la temporada de invierno, ya están incorporando jerséis, chaquetas o bufandas dentro de su colección de prendas.

Las sinergias con las redes sociales son básicas en un negocio como este. Tailords está presente tanto en Instagram, como en Facebook y Twitter con un plan de contenidos propios y relevantes para sus seguidores que son actualizados normalmente cada semana. “Hemos apostado por este canal de comunicación para generar un gran engagement con nuestros fans y desde el cual, ser capaces de redirigir tráfico a nuestra web, aumentar notoriedad de marca y, en definitiva, incentivar la compra de nuestros productos. Una de las últimas iniciativas de comunicación en RRSS, ha sido seleccionar a tres perfiles de influencers digitales que ejemplifican bien quien es el hombre Tailords y que nos ayuden a dar altavoz a sus experiencias reales de compra que han tenido como clientes de nuestra marca”.

Para cerrar el círculo, y siempre en pos de la excelencia en el servicio a sus clientes –otro pilar clave del negocio–, han desarrollado un sistema logístico que les permite adecuarse a las necesidades principales del consumidor. Y siempre, claro está, reclamando que la elegancia sea algo que les distinga de manera primordial: “El hombre Tailords es aquel que sabe vestir en todas las ocasiones y desprende una elegancia natural y sin pretensiones, ya lleve un look formal o informal”.