20minutos

Café Leather Supply o cómo demostrar que los accesorios no son solo cosa de mujeres

Kiko Requena y Miguel Sánchez, fundadores de la marca, nos cuentan las claves del éxito para que sus productos de piel española hayan conquistado, entre otros, al futbolista Xabi Alonso.

meneame
Compartir

“Hacemos lo que sentimos y sentimos lo que hacemos”. Ese es el ‘latemotiv’ de Café Leather Supply, una marca dedicada a los productos fabricados a mano utilizando piel ‘premium’ española de curtición 100% vegetal. Carteras, guantes o portafolios son algunos de sus productos fabricados por los mejores artesanos de España, en Ubrique.

Café Leather Supply ha sido creada por personas extremadamente curiosas, centrada en satisfacer a personas exquisitamente auténticas y que buscan lo auténtico. Para conocer más de la marca y su pasión por los pequeños detalles, hemos charlado con sus fundadores, Kiko Requena y Miguel Sánchez, dos jóvenes amigos de siempre que decidieron iniciar esta aventura cuando miles de kilómetros les separaban.

Las claves del éxito de Café Leather Supply

Recuperar el valor de lo auténtico y adaptarlo a nuestros días. Vivimos en una sociedad gobernada por las prisas en la que casi todo lo que utiliza es de usar y tirar. 

En Café estamos obsesionados con los pequeños detalles y con la materia prima de calidad, somos de mimbres tradicionales. Nos gusta la manera que tenían antiguamente de hacer las cosas y de mimar el producto para que perdurase en el tiempo. Somos de casa de comidas, de chipirones de potera o del Lancia Delta del 87.

¿Cómo veis la situación empresarial española actualmente?

Muy esperanzadora a medio plazo, la crisis nos ha agudizado el ingenio. Las nuevas generaciones venimos con ganas de hacer cosas, pero tenemos menos facilidades que en otros países europeos. Hemos entendido que aunque estamos bien formados, tenemos muy complicado vivir como nuestros padres si no nos movemos por nosotros mismos. El cambio de mentalidad es una realidad y ahora solo falta que se siga apoyando a la gente con buenas ideas.

¿Un momento especial en vuestra trayectoria empresarial?

Nos quedamos con los pequeños momentos. Por ejemplo, el día que tuvimos que dejar por falta de espacio el pequeño zulo-oficina en el que empezamos, nos produjo una mezcla de nostalgia y alegría. Las cosas marchaban y había que dar otro paso.

¿Cómo se consigue que una empresa tradicional perdure en el tiempo?​

Manteniendo los mismos valores y la misma filosofía. Hoy en día las empresas tienden a relajarse una vez alcanzan el éxito, reduciendo los estándares de calidad que implantaron en su momento. Queremos ser fieles a nuestras ideas y morir con ellas. Tradición artesana, materia prima de calidad, respeto por el medio ambiente, obsesión por los pequeños detalles…

Referente en el mundo de los negocios

No tenemos.

Un hotel idóneo para cerrar un negocio

The Principal, en Madrid.

Un restaurante

Bedua, en Zumaia.

Un país/ciudad emergente

Estonia, el país más digitalizado del mundo. A su salida de la URSS en el 91, tenían muy poco dinero y todo por hacer. Su digitalización fue una cuestión de supervivencia, no tenían los recursos para crear una administración pública como se conocían entonces. Hoy más del 70% de su PIB procede del sector servicios al que contribuyen en gran medida las disciplinas digitales. 

Según vuestro criterio, ¿quién mueve el mundo?

Los curiosos y los valientes.