20minutos

Meritxell Ribé-The Room Studio: “Arquitectura, interiorismo, tecnología y domótica conviven en perfecta armonía en cada uno de nuestros proyectos”

Cada uno de los proyectos de este estudio refleja su filosofía basada en la belleza y el confort. Además, consigue que sus espacios se puedan disfrutar con los cinco sentidos.

meneame
Compartir

El tándem formado por Meritxell Ribé y Josep Puigdomènech, fundadores de Meritxell Ribé-The Room Studio, es la clave del éxito de este estudio que prioriza el confort, la estética, la creatividad y la tecnología. Fundado en Barcelona en el año 2005, Meritxell Ribé-The Room Studio cuenta en la actualidad con dos sedes en la Ciudad Condal. En ambos espacios se funden la calidez de los detalles y la buena iluminación, lo masculino y lo femenino, la técnica y la creatividad. Además, se transforman en función de la inspiración de Meritxell y Josep.

Espai Travessera, una vivienda regia que fue actualizada por el propio estudio, es una de las dos sedes. Se trata de un espacio que ha sido concebido como un showroom con dos salas exclusivamente destinadas a ver, oír y sentir los últimos avances tecnológicos en audiovisuales, música y domótica. Espai Travessera cuenta además con una muestra de interiorismo que va cambiando según las inquietudes de sus fundadores.

La otra sede de Meritxell Ribé-The Room Studio es Espai París. Fue abierta en 2016 y está ubicada en un local de 250 m2 a pie de calle que se convierte en su nueva carta de presentación. Espai París alberga una puesta en escena que transmite el alma de sus fundadores. Ambos han conservado el alma de este lugar -Espai París fue durante más de 40 años un antiguo taller de automóviles- y lo han reconvertido en un espacio donde disfrutar de piezas de mobiliario singulares, hacer exposiciones de arte y celebrar eventos relacionados con el mundo de la arquitectura, el diseño y la fotografía.

Desde su fundación en 2005, Meritxell Ribé-The Room Studio ha realizado más de 40 proyectos residenciales y ‘contract’. “Trabajamos cada obra como un todo, ideando cada proyecto como único. Creamos atmósferas y sensaciones singulares gracias a la incorporación de la domótica y la tecnología en nuestros proyectos”, afirman Meritxell Ribé y Josep Puigdomènech. Fruto de esta filosofía deciden incorporar en 2008 su propia constructora, lo que les permite ofrecer a sus clientes un control total sobre sus proyectos y convertirse en un estudio capaz de crear, concebir y ejecutar sus proyectos desde el principio hasta el final. Asimismo, la incorporación de la domótica y la tecnología, junto a un minucioso estudio de la iluminación en cada uno de sus proyectos, hacen que sus espacios se puedan disfrutar con los cinco sentidos. El resultado: proyectos globales con ambientes cálidos y confortables, capaces de transformarse en espacios vivos y llenos de personalidad.