20minutos

Rubén Vilela “el amor en el mercado es una trampa mortal”

Ostenta el premio al mejor gestor español. ‘Trader’ de Prestigio, para Rubén Vilela la inversión es una forma de vida. descubrimos algunas claves de esa pasión.

meneame
Compartir

Tenía 14 años cuando hizo sus primeras inversiones en bolsa (con autorización paterna), y en 2010 quedó como el trader campeón de España y uno de los cinco mejores traders profesionales del mundo según el World Top Investor, una competición de inversores profesionales. Nacido en la localidad asturiana de Langreo hace 33 años, está claro que lo suyo es el parqué.

Tiene usted una cosa en común con Warren Buffett y es la precocidad inversora.

¿Cómo fueron sus comienzos?

En casi todo me encantaba adelantarme a los hechos, algo que siempre nos brinda una clara ventaja sobre el futuro, y el mercado es la máxima expresión en esto. Además cuando lo haces bien y entra dinero en tú cuenta, que más se puede pedir. Con 14 años empezaba a ahorrar lo que podía y seguía el mercado a diario con los escasos medios tecnológicos que aportaba la época. Con 15 años perdí un millón de las antigua pesetas, mi madre me brindó su confianza en ese momento y fue vital para que un tiempo después, en tan solo un mes fuese capaz de generar 15 millones. Fue maravilloso, luego con el tiempo todo eso ya se multiplicó. Lo importante fue que gracias a creer en mí conseguí sacar adelante una habilidad, y a día de hoy vivir haciendo lo que más me apasiona: trabajar.

Ya que citamos a Buffett, comparte su teoría de ‘value investing’?

Es indiscutible que Buffett es un gran gestor, también George Soros con un método distinto. No existe un patrón perfecto para ganar dinero en el mercado. El value investing me parece correcto pero no es una panacea, y no debemos olvidar que algunas de las inversiones que hace Buffett entran en más de un 50% de pérdidas. Eso es algo que no comparto en absoluto, hoy existen muchas herramientas y muchos activos que evitan un número tan agresivo de pérdidas en un fondo.

No son tiempos para el inversor final, sino para profesionales. ¿Hay buenas oportunidades de ‘trading’ en esto momentos? ¿Dónde: divisas, metales preciosos, arbitraje, renta variable….?

Oportunidades de trading siempre hay, otra cosa son las inversiones en las que se deben filtrar mucho más los activos y los problemas coyunturales de la economía del momento. Ahora mismo hay muchas oportunidades de trading en metales preciosos, también metales básicos como el cobre, aunque este último ya hace más de un año y medio que generó una gran señal bajista y aportó mucho éxito a las carteras que cuentan posición short con este activo. Las divisas son otra cesta que en este momento está dando unas posibilidades muy ambiciosas a medio y largo plazo. En referencia a la renta variable, desde el verano pasado está sufriendo un revés que puede durar bastante tiempo; recomiendo precaución en ese sentido y un buen filtro de selección antes de invertir dinero en algún valor. Existen decenas de miles de activos donde depositar nuestro capital sin necesidad de enamorarnos de ningún valor. No existe el amor en el mercado, al contrario, es una trampa mortal.

¿Cuál es su soporte para el Ibex? ¿Sectores y valores favoritos?

El Ibex tiene un soporte clave en la zona de los 6.000 puntos, el creado durante el año 2009, pero el problema es que no ha subido por encima de los 12.000 puntos como en 2009/10. Por lo tanto, tras el último intento del año pasado y teniendo en cuenta que los demás índices relevantes bajaron, podría tambalearse el nivel de los 6.000 puntos y luego rebotar. Entonces sí que podría estar cerca el momento de nuestro índice, pero también el de nuestro país.

¿Podría comentarnos alguna operación o momento de su carrera que recuerde de forma especial?

¡Os puedo contar miles! Pero hay una reciente que ha significado mucho para mí, y sobre todo por la lección aprendida: me enseñó que la realidad siempre vuelve a cotizar. Fue una operación principalmente en contra del euro y a favor del dólar estadounidense. Compré una cantidad muy importante de dólares vendiendo a la vez euros en el target de 1.37/1.36. En general, en todas las paridades, el resultado fue la estrategia soñada por todo operador del mercado, se devalúo más allá del 1.10, nivel al que dije que iría en 2013 ante la opinión contraria de la mayoría. Mi experiencia me dice que cuando una mayoría desenfrenada confía en algo, termina sucediendo lo contrario, y en el mercado, esto es muy lucrativo.

Desde el punto de vista macro, ¿comparte los análisis que dicen que podríamos entrar en un nuevo ciclo recesivo?

Sí, pero ya no sólo por el macro, el macro está bien, pero va muchas veces con un amplio retraso. En 2006/07, por ejemplo, el macro daba un marco intachable que después hemos visto que no era tal. Es nuestra labor adelantarnos a los hechos con las distintas estrategias de análisis con las que hoy contamos. La capacidad analítica lo es todo, y sí comparto que se pueda producir un nuevo ciclo recesivo en los países emergentes. Y si se confirma la baja de China, adiós.

¿Cree que los mercados están anticipando esa recaída?

Sí ,de momento han dado un grito, ¿pero a quién no le sorprende que los principales y más relevantes índices del mundo estén por encima de los máximos de 2007? El mercado ha sido manipulado por el mayor especulador que existe: los bancos centrales, que han impreso tanto dinero que lo único que está por terminarse es la tinta.