20minutos

Los curiosos consejos del mejor networker del mundo

En el mundo de los negocios tener buenos contactos no lo es todo, pero es un ingrediente básico en la receta del éxito y no todo vale para conseguirlos. Greg McKeown, CEO de la agencia de liderazgo y estrategia THIS, Inc., situada en Silicon Valley, lo ha explicado recientemente en Harvard Business Review reuniendo los consejos del que está considerado como el mejor networker del mundo, Mr. Davos, el empresario Richard Stromback.

meneame
Compartir


Richard Stromback ha pasado los diez últimos años asistiendo a la Meca del networking mundial, el Foro Económico Mundial celebrado cada año en Davos, convirtiéndose en uno de los personajes más influyentes de la cita, aquel a quien todo el mundo quiere tener en su agenda. Sin embargo, no es un networker al uso y se aleja de las aglomeraciones.

Stromback considera que “Davos es un 99% distracciones” y que “debes saber qué evitar”. El consultor Greg McKeown le ha entrevistado y ha reunido para Harvard Business Review sus mejores consejos de networking. Te los traemos a continuación.

No te preocupes por tu primera impresión. “Todo el mundo lo hace mal. Tratan de estar bien y sonar bien y al final son completamente olvidables. Yo he decidido ser yo mismo. No me pongo trajes ni nada por el estilo. No me preocupo de las primeras impresiones. Yo casi prefiero dar una mala primera impresión y dejar que la gente me descubra con el tiempo que obtener una respuesta positiva inmediata. Curiosamente, una investigación que leí hace años sugería que se construye un vínculo más fuerte con el tiempo con alguien que no te gusta de inmediato que con alguien que lo hace”.

El 99% de los eventos de networking son una pérdida de tiempo. “El 99% de Davos es información y experiencia que puede conseguir en otra parte, en tu propio marco de tiempo y de una manera más cómoda. Una vez que cogí mi tarjeta blanca de acceso, no me preocupé más. Mis amigos se reían porque nunca fui a una conferencia. No es ahí donde está lo más valioso. Lo que no puedes conseguir fuera de Davos es la capacidad para tener tantas interacciones cara a cara e iniciar relaciones clave”.

Duerme la siesta. “Yo me echaba una siesta cada día en Davos en alguna hora entre las cuatro y las ocho de la tarde. Es el mejor momento para recuperar el sueño y así puedes estar más fresco en el momento oportuno. Los momentos oportunos surgen mientras se baila, se toma la última copa o en un castillo a dónde sólo invitan a un selecto grupo de personas a cenar. Esas conversaciones pueden durar hasta las tantas de la madrugada”.

La clave del networking es dejar de hacer networking. “Nadie quiere tener una conversación de networking, y menos los que están en los niveles más altos de los negocios y la política. Están hambrientos de conversaciones reales y las relaciones reales. Simplemente tienes que ser auténtico, genuino y sincero. Yo no miro las insignias de la gente para decidir si vale la pena mi tiempo. En Davos hay 3.000 personas influyentes y necesito ser selectivo, pero auténtico, centrarme, pero abierto a posibilidades. Al final, me pongo en la mejor zona y luego sólo me dejo llevar por la corriente y paso tiempo con quien quiero”.

No estás obligado a acudir a los eventos y personas de renombre. “Yo mantengo una amplia y profunda red de networking sin necesidad de comer y cenar con la gente el 90% del tiempo. Simplemente, hay que saber dónde encontrar a la gente. Solamente hay que saber estar en el lugar correcto en el momento indicado y eso no siempre significa ir al evento al que va todo el mundo”.

Vivir en Detroit (o algún lugar parecido) el resto del año. “La mayoría de las personas que se centran en la construir relaciones al más alto nivel viven en Londres, Nueva York y Washington. Están inmersos en la escena 24-7. Yo prefiero estar descolgado el 90% del tiempo. Vivo en Bloomfield Hills, en el área de Detroit y no hago nada social. Me encanta Detroit porque nadie me viene a visitar y hay pocas distracciones. Este escape es crucial para mi tiempo en familia. Al estar fuera del panorama el 90% del tiempo, te quitas mucho drama”.