20minutos

Asombrosos momentos para grandes ideas

Las mejores ideas pueden que ocurran durante actividades que no forman parte de tu rutina diaria.

meneame
Compartir

“Cuando llegue la inspiración, que me encuentre trabajando”, decía Picasso. Sin embargo, no todas las ideas más innovadoras vienen de las duras horas de trabajo. La revista Inc recopilaba un infográfico diseñado por MyPrint247, con nueve actividades que han dado lugar a grandes ideas:

1. Ser adicto del entretenimiento
La televisión, las películas y las novelas pueden despertar la creatividad si te centras en convertir las cosas interesantes de la ficción en productos reales y comerciales. Por ejemplo, los teléfonos con tapa o las tablets se basaron en elementos de Star Trek.

Modelo a imitar: Charles Gaines, el inventor del Paintball.
Gaines leyó The Most Dangerous Game, una historia sobre un cazador que es secuestrado y acosado por un compañero suyo. Vio el potencial que podría tener un “juego” de caza en la vida real y sustituyó la pintura por las balas para crear el Paintball.

2. Limpiar tu oficina
Las ideas innovadoras a veces deben filtrarse antes de revelar su grandeza. La limpieza de tu oficina es un momento perfecto para indagar a través de la basura y encontrar las joyas que perdiste la primera vez.

Modelo a imitar: John Lea y Bill Perrins, inventores de salsa Worcestershire

Encargados de inventar una salsa picante, John y William crearon por error un licor fuerte y sin sabor. Sin embargo, para su sorpresa, cuando años después decidieron volver a probar esa “salsa”, se había transformado en un rico y sabroso condimento.

3. Senderismo
Un largo paseo por la naturaleza tiene dos ventajas: 1) que libera tu atención de las distracciones triviales de la oficina y 2) la naturaleza misma está llena de grandes ideas si estas dispuesto a mirar lo suficientemente cerca.

Modelo a imitar: George de Mestral, inventor del velcro

De Mestral estaba de caza en Suiza cuando se dio cuenta de que los cardos estaban dañando a sus perros. Decidió coger una muestra de esas plantas y examinarlas con el microscopio. Así, consiguió imitar si estructura y crear el velcro.

4. Hacer un juramento
Frustrarse por las pequeñas cosas de la vida ha dado lugar a miles de grandes inventos. Cada vez que te escuchas a ti mismo jurando sobre un incidente frustrante, hay una idea de producto escondida en algún lugar.

Modelo a imitar: Ermal Fraze, inventor de las anillas de las latas

Originalmente se necesitaba de una herramienta para abrir las latas de bebidas. Fraze estaba de picnic un verano cuando se olvidó de este utensilio y tuvo que utilizar un abrelatas para abrir su bebida. Su frustración le llevó a inventar el mecanismo que llevan ahora todas las latas, llamado Pull-Top Can.

5. El picoteo
Mientras que el exceso de azúcar obviamente no es muy saludable, es necesario para mantener tu cerebro despierto. ¿Por qué crees que los donuts son tan populares entre horas?

Modelo a imitar: Percy Spencer, inventor del Microondas

Mientras estaba experimentando con radares transmisores de microondas, Spencer se dio cuenta que la barra de chocolate que tenía en su bolsillo se empezó a derretir. Curiosamente, puso granos de maíz enfrente del origen del calor y empezaron a romperse. De ahí, Spencer sacó la idea del horno microondas.

6. Dormir
Muchos avances científicos comenzaron mientras el inventor estaba soñando.

Modelo a imitar: Elias Howe, inventor de la máquina de coser

Howe tenía dificultades para crear la máquina de coser. Invadido por el estrés, tuvo una pesadilla en la que le apuñalaban sin parar. Al día siguiente, se acordaba que las lanzas de su sueño tenían agujeros en un extremo y pensó que esa técnica podría ser aplicada para su invento.

7. Beber
El entorno de trabajo de hoy ha olvidado que el “3 Martini Lunch” tenía un propósito muy importante. El alcohol quita las inhibiciones, lo que incluye la tendencia de la mente humana para rechazar nuevas ideas poco prácticas.

Modelo a imitar: Percy Shaw, inventor de faros reflectores

Al parecer a Shaw se le ocurrió su invento mientras conducía a su casa (después de horas en el bar). Sus faros le reflejaron los ojos de un gato que estaba sentado en una valla cercana, haciéndole ver que estaba a punto de caer por un foso.

8. Escuchar quejas
Si puedes mantener tu propia actitud positiva, ayuda a los demás. Se pueden descubrir grandes ideas de productos simplemente escuchando a otras personas quejarse.

Modelo a imitar: Noé y José McVicker, inventores de Play-Doh

Los hermanos estaban intentado inventar un limpiador de papel mural de textura similar a la masilla, pero fracasaron. Años más tarde, escucharon a una profesora quejarse de la arcilla tan dura que había dado a sus alumnos y se dieron cuenta de que su producto tendría potencial como pasta de modelar.

9. Soñar despierto
El cerebro a menudo conserva recuerdos que en un primer momento no parecen importantes, pero que pueden ser una verdadera fuente de ideas en el futuro.

Modelo a imitar: Frank Epperson, inventor del Popsicle (polos de sabores)

Cuando era un niño, Epperson se olvidó un palo en una bebida. A la mañana siguiente intentó sacar el palo y se llevó la bebida hecha un cubo de hielo. De mayor volvió a esa anécdota y creó los polos de sabores.