20minutos

¿Sabes tratar con reclutadores vía LinkedIn?

Los trabajos han cambiado y las formas de buscarlo también, por eso es cada vez más habitual contactar con los departamentos de recursos humanos a través de los perfiles de sus encargados en LinkedIn. Ahora bien, no puede hacerse de cualquier forma, por eso en este artículo te traemos una serie de pasos a seguir para hacerlo correctamente.

meneame
Compartir

Crea un perfil en LinkedIn orientado a los reclutadores
Para llamar la atención de los reclutadores, en primer lugar tendrás que tener en tu perfil el contenido en el que ellos suelen fijarse, a saber: un pequeño resumen que hable de tu experiencia y logros, un pequeño historial de trabajo agrupado que no detalle puesto por puesto para que sea más sencillo de leer y un branding y palabras clave centrados en el tipo de puesto que buscas.

Preséntate con un mensaje sin ir directamente al grano
Escribe al reclutador, preséntate comentando quién eres y a quién conoces dentro de la industria que el también pueda conocer, pero no te presentes directamente diciendo que estás interesado en X puesto que acaban de ofertar. No obstante, en el mensaje puedes incluir alguna referencia a cuándo pretenden abrir procesos de selección. Sé sutil, crea un clima de relación laboral, a nadie le gustan los interesados. Si no obtienes respuesta, no vuelvas a escribir inmediatamente después, deja pasar dos o tres semanas y preséntate nuevamente con otro mensaje diferente.

Ofrece tus propios contactos
Cuidado con esto. Para esto ya hay que tener cierta experiencia y cierto tacto en el trato con reclutadores. Además, debes estar seguro de que aquellas personas a las que propones no compiten contigo por el mismo puesto, son trabajadoras y recomendables y saben que les estás recomendando. Las sorpresas no siempre son buenas, así que si haces esto, asegúrate de que tus contactos son verdaderamente fiables y de calidad. Eso sí, esto no lo hagas hasta pasados unos 3 mensajes previos.

Envía recursos útiles
Cuando llegues, aproximadamente, al cuarto mensaje con el reclutador, puedes permitirte mandar algún recurso útil. Puede ser una noticia relevante, un libro, un evento próximo… Algo que sepas que puede interesar a ese reclutador en concreto y por lo que valorará a partir de ahora tus contenidos y la relación contigo.
Envía un mensaje con lo que de verdad quieren leer sobre ti
Ya llevas cierto tiempo hablando con el reclutador a través de mensajes, así que ha llegado el momento de presentarte como profesional. Envía un mensaje con un asunto breve, por ejemplo el proceso de selección próximo, saluda cordialmente e invita en la primera frase a tener en cuenta tu candidatura y explica brevemente por qué puedes encajar en el puesto y cuáles son las habilidades que posees para ello. Una vez construida la relación sí que puedes ser así de directo, en el primer mensaje no.