20minutos

5 grandes quiebras empresariales que debes conocer

Una de las lecciones que te enseña la experiencia como empresario es que tienes que estar tan acostumbrado al éxito como al fracaso. Aún así, a todos nos sorprende cuando escuchamos que una conocida multinacional ha quebrado. No obstante, no todas las quiebras significan una desaparición total de la empresa. Muchas veces el efecto mediático, la ayuda de financiación externa o del propio gobierno, consiguen resurgir a la compañía.

meneame
Compartir


1. Lehman Brothers
Nadie puede olvidar a esta gran compañía de servicios financieros en Estados Unidos que, un 15 de septiembre de 2008, anunció la presentación de la mayor quiebra del mundo: 613.000 millones de dólares. Un día antes, las acciones de la entidad se desplomaron un 91% y finalmente cerró tras haber estado negociando con Banco de América y Barclays su posible compra.


2. United Airlines
A pesar de tener una deuda considerable antes del 11-S, fue el atentado terrorista el precursor de la que fue considerada como la mayor quiebra de unas líneas áreas en ese momento. El vuelo 175 de United Airlines fue secuestrado y estrellado contra las Torres Gemelas mientras que el vuelo 93 fue estrellado contra un bosque de Shanksville, en Pensilvania, ese mismo día. Esto produjo que aumentara la inseguridad y la desconfianza entre los pasajeros, originando una quiebra de 4.000 millones de dólares entre 2001 y 2002. Fue solventado gracias a la reestructuración de la compañía, obteniendo una financiación de 3.000 millones de dólares en 2005 y la posterior fusión con Continental Airlines.


3. BlockBuster
Los avances tecnológicos y el boom de Internet no siempre han traído buenas noticias. BlockBuster es el ejemplo perfecto ya que la piratería fue en gran medida la causa de su quiebra. Con más de 60.000 empleados y 9.000 tiendas repartidas a lo largo del mundo, esta cadena de alquiler de videojuegos y películas fue la más grande del planeta en su categoría. Sin embargo, a la piratería tenemos que añadir la fuerte competencia que surgió con Netflix, Redbox y otros servicios de alquiler en línea, que hicieron que BlockBuster cayera en bancarrota en septiembre del 2010, con una deuda de 900 millones de dólares.


4. General Motors
General Motors es el claro ejemplo de una empresa líder en su sector que quiebra, pero que posteriormente vuelve a recuperar su puesto gracias a la intervención del Estado. Dicha empresa automovilística tenía en 2005 un volumen de venta de 9,17 millones de vehículos. Sin embargo, tras el estallido de la crisis económica, la compañía se vio seriamente afectada, teniendo que declararse en bancarrota en 2009. Desde ese momento, tuvieron que comenzar con el proceso de reestructuración en el que se incluye el cambio a General Motors Company y la inyección de 50.000 millones de dólares por parte del Gobierno de Estados Unidos. Sus fallos fueron principalmente tener unos costes sociales elevados, una falta de visión de futuro a largo plazo y una gran dependencia de lo que demandaban en Norte América, entre otros.


5. Kodak
La empresa que hizo florecer la industria fotográfica, tuvo que declararse en bancarrota en enero de 2012 tras la fuerte competencia que la era digital estaba haciendo. A pesar de haber intentado mantenerse fuerte en el mercado y de intentar adaptar su modelo de negocio, Kodak se declaró en suspensión temporal de pagos. No obstante, a finales de 2013 la empresa anunció que había salido oficialmente de la quiebra tras conseguir adaptarse a la impresión digital.