20minutos

Así debe ser tu lenguaje corporal de cara a los negocios

Seguro que tienes muy estudiadas cada una de las palabras de tus discursos de negocios pero, ¿controlas de igual manera tu lenguaje no verbal?

meneame
Compartir

Dicen que el cuerpo tiene su propio idioma, y que saber utilizarlo es propio de personas con altos niveles de inteligencia emocional. En muchas ocasiones, el lenguaje corporal expresa más que las propias palabras, y si en nuestra vida cotidiana saber controlar nuestros gestos es un plus, en la vida profesional de una persona de negocios puede resultar determinante.

Si pretendes conseguir todo lo que te propongas a nivel empresarial y llegar a lo más alto, es muy importante que aprendas a meterte a todos en el bolsillo no solo con tu labia y tu carisma, sino también aprendiendo a cautivar ya expresar con tus gestos aquello que el receptor espera. Estas son las cosas que debes tener en cuenta:

SONRÍE, TAMBIÉN CON LOS OJOS

Sonreír de manera moderada contantemente demuestra que eras capaz de mantener el control incluso en momentos de tensión. Aunque no lo creamos, no sonreímos solo con la boca, sino que es muy importante que aprendamos a sonreír con los ojos para aportar confianza. Seguro que alguna vez te has fijado en personas que tienen cara de felicidad aunque solo puedas ver su mirada. A eso nos referimos.

APRETÓN DE MANOS CON FIRMEZA

Cuando decimos firmeza no queremos decir fuerza extrema. No se trata de lesionar al contrario sino de demostrar confianza y seguridad cuando le estrechas la mano y le miras a los ojos. Si tu apretón de manos resulta excesivamente suave, puedes parecer una persona débil.

CONTACTO VISUAL

Seguro que alguna vez has oído eso de que los ojos nunca mienten. Especialmente si hablamos de negocios, transmitir confianza y seguridad es fundamental, por lo que es muy importante aprender a mantener el contacto visual. Aunque a muchas personas se les hace realmente difícil o intimidante, lo cierto es que estarás proyectando una imagen de transparencia, sin nada que ocultar.

POSTURA

Ya estés de pie o sentado, tu postura debe ser propia de un líder. Debes mantener siempre una postura corporal erguida, las palmas de las manos hacia dentro. Si estás sentado, la postura ideal es con la espalda recta y los hombros hacia atrás, demostrando tranquilidad relajación pero no excesiva.

GESTICULA DE MANERA MODERADA

Es muy común utilizar las manos para expresarnos en una conversación, ya que nos ayuda con las palabras y además nos hace sentir más relajados, pero es importante que sepas controlar tu manera de gesticular. Realizar excesivos aspavientos puede dar una imagen de poca seriedad.