20minutos

Emprendedor, la motivación que necesitas está en estas sencillas cosas

Ni te rindas ni te desesperes, busca dónde inspirarte para seguir adelante.

meneame
Compartir

Nadie duda que emprender un negocio no es ni mucho menos un camino de rosas, y que cuando creías que tenías todos los cabos atados, siempre surge un nuevo frente que te da la vuelta los planes. Cuando no sabes cómo afrontar los reveses de ser emprendedor y lo ves todo azul oscuro casi negro, lo que necesitas es motivación, ejemplos de emprendedores donde reflejarte y animarte a seguir adelante. Cualquier ayuda es poca, y por ello te proponemos estas cuatro fuentes de reflexión motivaciones al alcance de todos.

HISTORIAS REALES DE ÉXITO

Si ellos lo consiguieron, ¿por qué tú no? Sin duda una manera de motivarse es verse reflejado en aquellos que consiguieron lo que se propusieron, analizar su trayectoria, aprender de sus fallos y buscar nuestro camino hacia el éxito. Por muy difícil que veamos tenemos que pensar en positivo. Improbable, no imposible.

LIBROS RECOMENDADOS

Parece un clásico, pero existen libros biográficos y de autoayuda que pueden resultarte muy útiles para aclarar tus ideas. Está claro que emprender, antes de ponerse manos a la obra resulta caótico. Por ello, cualquier lectura que pueda servirte de manual para ordenar tus ideas debe ser bienvenida.

MÁS SEMBRAR QUE RECOGER

Si buscas emprender para llenarte los bolsillos desde el día uno te avisamos ya de que debes abandonar esa idea o acumularás fracaso tras fracaso. No es que tú lo estés haciendo mal, es que los negocios no funcionan así. Al principio tienes que tener claro que debes sembrar mucho más de lo que esperas recoger, y sembrar sin descanso. Así, poco a poco tus esfuerzos irán dando sus frutos.

EL DEPORTE, UN ALIADO

El deporte es otro de los grandes clásicos de la relajación, pero seguro que más de una vez te ha pasado que necesitas pensar y aclarar ideas pero no puedes porque tienes en la cabeza mil y un pensamientos que te impiden centrarte. Bien, pues sal a hacer deporte, conecta con la naturaleza, deja la mente en blanco y aprovecha estos momentos para relajarte y buscar inspiración.