20minutos

5 problemas (y soluciones) de una empresa

Muchas personas cuando tienen obstáculos o problemas en su empresa tienden a tirar la toalla o a agobiarse tanto que al final se hunden aún más. Las personas luchadoras que realmente quieren que su empresa siga adelante buscan (y encuentran) mil y una formas de cambiar lo que no les gusta y convertir los obstáculos en oportunidades de éxito. Si no sabes cómo hacerlo, te damos 5 formas.

meneame
Compartir


1. El público no responde de la manera que imaginabas
Has abierto una nueva empresa, has creado una aplicación o has patentado algo que no está dando los resultados que esperabas. Bien, lo primero es tener paciencia. El público no va a ir instintivamente a comprar tu producto o a utilizar los servicios de la empresa. Aprende a encontrar en esta situación una oportunidad de utilizar nuevas herramientas (como por ejemplo el marketing digital) para que la gente conozca tu negocio. Lo que no está en internet, no existe.

2. Te has dado cuenta de que no sabes dirigir
Te has embarcado en un proyecto o empresa y… ¡vaya! Eres un líder pésimo. Tranquilo, no todo el mundo nace con grandes dotes de liderazgo, de hecho ser un buen líder es algo complicado que se aprende con tiempo y paciencia. Muestra tu mejor cara ante tus empleados pero sin perder nunca tu posición de jefe. Acota las tareas y responsabilidades de cada uno de una manera clara y concisa para tener tu negocio perfectamente organizado.

3. Estás agotado
Tu empresa lleva tiempo metida en un bache del que no logra salir del todo. Quizás estás intentando solucionar tantas cosas a la vez que no consigues abarcarlas todas, además de dejarte sumamente agotado. Bien, identifica uno por uno los problemas de tu empresa, de la forma más concreta y detallada posible. Una vez identificados puedes apuntarlos en una lista e ir solucionándolos uno por uno. Ahorrarás energía y te sentirás motivado cuando veas que poquito a poco los problemas se van quedando zanjados.

4. No encuentras empleados adecuados
Si tienes continuamente problemas con los empleados de tu negocio, quizás es que no estás eligiendo bien. Si eres tú el que los está reclutando, deberías plantearte delegar esa tarea en otra persona con mejores capacidades para los RRHH. Además ten en cuenta que siempre es mejor pagar más y tener mejores empleados.

5. Te ahogan las facturas
Hoy día es uno de los problemas más normales de las PYMES. Si es tu caso, intenta recortar todo lo posible los gastos innecesarios. Probablemente hay muchas más cosas que obviar de tu negocio de las que imaginas, analiza detalladamente y omite todo aquello que no vaya a suponer un gran cambio a peor en tu negocio. El despido de empleados o la bajada de sueldos debe ser lo último que toques.