20minutos

7 consejos para pasar de empleado a empresario

Cuando comienzas a trabajar en una empresa sueñas con crecer profesionalmente y, por qué no, aumentar tu rango. Y, lo consigues. Es entonces cuando tu vida laboral y personal da un giro y pasas de ser un empleado a convertirte en empresario. A partir de este momento, tus decisiones son cruciales para el éxito de la empresa y tu manera de actuar determinante para tu equipo. ¡Que no cunda el pánico! Aquí tienes cinco consejos que te ayudarán a prosperar en tu nuevo reto.

meneame
Compartir


1. Aprende a decir no
No siempre todo lo que te propongan tus empleados se podrá llevar a cabo. Al principio será difícil rechazar las propuestas de los que han sido compañeros tuyos pero es necesario que seas claro y conciso. Tienes que dar prioridad a determinadas cuestiones y eliminar aquellas que no sean posibles. El tiempo es esencial y no puedes perderlo con cualquier tema. Eres el jefe, tienes autoridad para hacerlo.

2. Deja a un lado la perfección
Como empresario puedes pretender que el trabajo de tu equipo esté bien hecho para conseguir metas. Pero, de ahí a intentar que todo sea perfecto hay mucha distancia. La perfección se adquiere con el tiempo y la experiencia. Ser tan meticuloso sólo hará que ocupes tu tiempo en revisiones y pierdas confianza en tu equipo. Recuerda que, como ellos, has sido empleado y hacías el trabajo como mejor sabías. Quédate con eso.

3. Dedícale muchas horas
Tienes que tener claro que estás trabajando para construir tus propios sueños y no los de otra persona. Te darás cuenta de que, siendo empresario, tu tiempo en la oficina será el doble. No te agobies. A la larga, obtendrás beneficios y verás recompensado tu esfuerzo. Ahora eres la parte más potente de la empresa y lo tienes que demostrarlo con tu trabajo.

4. Relaciónate con compañeros
A veces olvidamos lo importante que es hacer amistad con los compañeros de trabajo. Cuando eres empleado te apoyabas en alguien que ahora, como empresario, sigue estando ahí. Ten siempre cerca a antiguos amigos porque nunca se sabe cuándo vas a necesitar su ayuda o sus capacidades. También, asiste a eventos de networking y únete a redes sociales de profesionales. Aprenderás de otros y guiarás mejor tu empresa.

5. Fija tu horario
Sí, probablemente muy pocas veces llegues a cumplir el calendario que te has cread pero, al menos, inténtalo. Esta es una forma de saber exactamente qué tienes que hacer cada día y cómo hacerlo de manera organizada. Estar a cargo de una empresa no significa deshacerse del reloj. Aprovéchate de que eres el jefe y tomate tú tiempo cuando sea necesario. Ahora puedes. Que tu vida personal esté en orden también influye para que tu vida como empresario sea más exitosa.