20minutos

¿Eres joven? Es así como debes cuidar tus ahorros

Comenzar a ganar dinero y no derrocharlo es todo un reto. Te contamos cinco consejos para cuidar tus primero ahorros.

meneame
Compartir

Terminar los estudios, incorporarse al mundo laborar y comenzar a ganar nuestro propio dinero en ocasiones es algo caótico. Cuando nos aves en qué invertir el dinero ni cómo manejarlo, es muy posible acabar derrochándolo en cosas innecesarias de las que luego te acabarás arrepintiendo.

No es un secreto para nadie que los inicios en el mercado laboral y más en los tiempos que corren son bastante complicados. En la mayoría de las ocasiones te ves obligado a trabajar jornadas completas por un salario muy reducido, por lo que es muy importante saber administrar ese dinero, sobre todo si tenemos planes de futuro y queremos comenzar a ahorrar. Pero, ¿sabes cómo hacerlo? Puedes empezar por estos 7 sencillos pasos:

PRIORIZA

Cuando ingresas tu nómina a final de mes debes evaluar aquellos gastos que tienes pendientes y clasificarlos en caprichos o necesidades. Es decir, prioriza, cuáles son los gastos de urgencia y cuáles, son innecesarios.

REVISA LOS MOVIMIENTOS DE TU CUENTA

A pesar de tenerlo al alcance de la mano en los tiempos que corren entrando en cualquier momento en la App de tu banco, lo hacemos menos de lo que deberíamos. Revisar cada cierto tiempo los movimientos de tu cuenta no está de más para comprobar si todos los cargos que se te han realizado son gastos tuyos o que si, por el contrario, hay algún error.

CONSUME DE MANERA RESPONSABLE

Si se trata de cuidar nuestros ahorros, lo ideal, además de gastar por necesidad, sería comparar precios y calidades de aquello que necesitamos. A veces resulta un poco cansado, pero seguro que te ayuda a ahorrar un dinero extra que ya lo debas por perdido, y ¡bienvenido sea!

QUÉ QUIERES HACER CON TUS AHORROS

Visualizarte haciendo o comprando aquello para lo que estás ahorrando es una motivación para continuar. Ya sea comprar un coche, una casa o realizar el viaje de tu vida, cada vez que tengas la tentación de realizar un gasto superfluo, visualízate en la meta, haciendo aquello que deseas.

CUIDADO CON LA TARJETA

Cuidado con la tarjeta, ya que puede ser un arma de doble filo para las personas más despistadas. Si eres de los que, es más que posible que pierdas la tarjetera o te dejes el bolso o la mochila olvidado por ahí, establece la cifra más mínima a poder pagar con tu tarjeta, así, en casa de robo, sin el pin no podrán robarte grandes cantidades. Por supuesto, nunca lleves el pin escrito encima ni mucho menos la tarjeta de coordenadas. Sabemos que a veces recordar diferentes contraseñas es un poco caótico, pero no caigas en la trampa de poner el pin de tu tarjeta alguna fecha típica como la de tu cumpleaños, ya que podría adivinarlo cualquiera que te conozca.

PONTE METAS

Antes hemos hablado de priorizar, es decir, del sueldo que percibes a final de mes gastar solo no necesario. Una meta podría ser ahorrar el resto. Está claro que no siempre es posible, a veces surgen gastos inesperados como averías, o necesidades puntuales, pero intentar ahorrar X cantidad todos los meses es una manera de motivarte.

ELIGE EL MEJOR BANCO

Revisa los servicios que te ofrece tu banco y compáralos con la competencia. Es posible que necesites hacer cambios para mejorar.