20minutos

La frase que te ayudará a conseguir tu trabajo soñado

El proceso de contratación, como muchos otros procesos laborales, puede convertirse en algo extremadamente complicado e innecesario.

meneame
Compartir

En muchas ocasiones, existen soluciones muy fáciles ante situaciones muy complicadas. El problema es que tendemos a complicar todo, incluso lo más sencillo. En una entrevista de trabajo es necesario saber cómo venderse de la mejor forma, aunque venderse ya nos suene mal de primeras. Pero es la realidad, te estás vendiendo al mejor postor, estás ofreciendo tus servicios. Muchos candidatos piensan que no deben revelar sus sentimientos reales hacia el puesto de trabajo. Si están muy emocionados, intentan calmarse y aparentar que todo da igual. Desde pequeños nos han enseñado que es necesario “hacernos los duros” para conseguir captar la atención, tanto en lo profesional como en lo personal.

La verdad es que puede ser la forma más efectiva para muchas personas, pero es la menos real de toda. Ser directos y honestos es una forma tanto o más efectiva para llegar a obtener un puesto de trabajar, mostrar interés es efectivo. El proceso de contratación es largo y tedioso, incluye muchos pasos y muchas fases que no se pueden ahorrar. Una vez el candidato ha sido seleccionado para cubrir un puesto de trabajo, se producen distintos procesos en distintos departamentos de la empresa hasta que se puede realizar la oferta de trabajo. Si después de todo esto el candidato rechaza la oferta, el proceso debe empezar de nuevo, lo cual quema a cualquier persona.

Por ello, la honestidad es importante, y mostrar interés también. La persona o personas encargadas de seleccionar a un candidato, siempre van a preferir a una persona capaz y que muestre interés, sobre todo para tener que evitar la repetición de procesos que pueden ser ahorrados. Simplemente el hecho de decir que estás interesado en un puesto o en una empresa, te hará ganar puntos de forma automática. Así de simple. Pero si juegas con frases muy ambiguas, puedes hacer pensar a la empresa que no tienes un interés real en ella y que puede que simplemente estés esperando la llegada de una oferta mejor.

Todo se reduce a una cuestión de honestidad y de ser directos, que al fin y al cabo es una cuestión de valor. No todo el mundo tiene las agallas necesarias para mostrar sus intereses reales, el miedo al rechazo es demasiado grande. Por ello, empieza a guiarte por tu valor y podrás conseguir ese puesto de trabajo que tanto deseas.

It’s that simple and straightforward. Just one sentence like, “If offered, I would love to work here with you,” makes all the difference and will help you get the job.