20minutos

Cómo construir una relación de confianza con tus empleados

Existen muchas razones por las que los empleados no confían en sus líderes. Es algo crucial en lo que las empresas deberían poner mucho empeño.

meneame
Compartir

¿Qué es necesario para que un empleado confíe en su jefe? Esta pregunta depende de muchos factores, algunos más evidentes que otros. Para empezar, depende del tipo de líder del que estemos hablando. Es fundamental para construir confianza con un líder que sea el tipo de persona que responda a sus empleados de forma constructiva y no destructiva cuando estos comparten sus problemas laborales. Ignorar el feedback de los empleados es una idea pésima que solo puede llevar a una gran desconexión con tus empleados.

Si de verdad te importan tus empleados, es vital que consigas que estos lleguen a compartir sus problemas laborales contigo. Para empezar, es necesario que tú como líder te involucres y empieces por preguntarles cómo están. Puede parecer una pregunta totalmente inofensiva, pero de ella puedes sacar muchas respuesta, y mediante ella puedes construir confianza. La respuesta más común ante esta cuestión es la vaga afirmación de que todo va bien. Por ello, puede que quieras cambiar el modo de preguntar, y en lugar, preguntar directamente acerca de las dificultades a las que se está enfrentando cada persona, o simplemente de las cosas que les están frustrando en el trabajo. A partir de ese momento, es la elección de tus empleados el confiar en ti o no.

Si tus empleados han decidido confiar en ti y han compartido sus problemas contigo, el siguiente paso es contestar de forma constructiva. Por supuesto, has de tener mucho cuidado de no mostrar un comportamiento que pueda parecer defensivo. Esto es necesario aclararlo ya que puede que sus problemas estén relacionados contigo, no como persona, sino con la cantidad de proyectos que has asignado o simplemente la forma de repartirlos. Estas cosas pueden ser muy complicadas de escuchar, pero si de verdad quieres construir una relación de confianza, es necesario que contestes de forma constructiva. No puedes estar a la defensiva.

Para empezar, debes agradecerles el hecho de confiar en ti para compartir sus problemas. Si en realidad no te has dado cuenta de que la frustración de dicho empleado estaba relacionada en mayor o en menor medida contigo, empieza por disculparte y dejar claro que no estabas siendo consciente de la situación. Lo siguiente es no saltar a solucionar el problema. Escucha con profundidad, piensa si tu empleado tiene razón y pregunta cómo puedes ser útil en esa situación, qué espera tu empleado de ti. Una vez hayas hecho esto, puedes intentar solucionar el problema con tu empleado.