20minutos

Cómo compaginar el amor y los negocios

meneame
Compartir

En muchas ocasiones puede parecer imposible encontrar el equilibro entre una relación amorosa y una relación laboral, pero no es nada imposible.

Muchas parejas son además compañeros de negocios. Resulta algo complicado en ocasiones, es inevitable llevarse el trabajo a casa, pero también tiene muchas ventajas. Seguramente tengas las mismas metas que tu pareja, en caso de que llevéis las riendas de un negocio juntos. Esto precisamente es el motivo que os llevará a estar siempre en el mismo camino. Por mucho que existan conflictos que os lleven a discusiones, el hecho de tener las mismas metas os hará volver sin problema al camino. Si tienes muchas dudas acerca de dar el paso con tu pareja o no, no te dejes llevar por los comentarios negativos, haz aquello que te diga tu instinto.

Existen muchos factores que hacen que una relación tenga éxito. Básicamente es necesario que exista una gran comunicación, un gran respeto el uno por el otro, pasión, una gran capacidad de empatía en situaciones extremas, y por supuesto, ser capaz de divertirte con tu pareja. Las parejas que inician un negocio deben traspasar estos factores a su relación laboral, esta es la verdadera clave del éxito. Al igual que ocurre en una relación amorosa, es necesario hacer durar una relación laboral teniendo en cuenta que se deben superar muchos obstáculos por el camino. No importa la duración de tu relación hasta el día de hoy, importa ser muy conscientes del proyecto común y de las metas a largo plazo.

Las fortalezas de ambos son vitales

Si tenéis una relación sentimental, significa que de alguna forma sois capaces de complementaros el uno al otro. Seguramente contéis con diferentes tipos de habilidades y de fortalezas. Antes de iniciar el emprendimiento de un negocio en común, pensad cómo podéis trasladar estas fortalezas a un negocio. Es importante saber cómo podéis dividir la carga de trabajo. Puede que uno sea analítico y el otro creativo, o puede que tengáis la misma visión pero caminos diferentes para llevarla a cabo. Sea como sea, tener claro cómo sería posible llevar este negocio a cabo dividiendo las tareas, es el principio de un camino que puede parecer muy complicado en ocasiones.

A pesar de lo que la sociedad pueda hacerte creer, no es imposible encontrar el balance entre los negocios y una relación amorosa. Es muy complicado, habrá momentos en los que parezca que no merece la pena, pero quien algo quiere algo le cuesta. Puede que sea una de las experiencias más especiales de tu vida.