20minutos

Freelance: las claves del éxito

8 consejos para freelance que te ayudarán a alcanzar el éxito como trabajador por cuenta propia

meneame
Compartir

Se denomina Freelance a aquel profesional que trabaja de una manera autónoma y que vende su trabajo a terceros, ya sea una empresa o un particular. Freelance no significa lo mismo que autónomo y ni todos los autónomos son freelance ni todos los freelance son autónomos.

El término autónomo se refiere a una figura jurídica, el trabajador que cotiza en la Seguridad Social por como trabajador por cuenta propia. Autónomo y freelance no son términos excluyentes pero tampoco son sinónimos. Para contratar los servicios de un trabajador por cuenta propia se realiza un contrato freelance, que es muy similar a un contrato mercantil en el que una empresa o un particular contrata de manera puntual en trabajo de un freelance.

En un momento laboral difícil es posible que te hayas planteado hacerte freelance, donde tú eres tu jefe y tú eres tu propia empresa. Estos son algunos de los consejos que debes tener en cuenta antes de emprender en el mundo del trabajo por cuenta propia:

Marca personal: La gestión correcta de la marca personal en el mundo freelance es una de las claves del éxito. La utilización de las nuevas tecnologías y el cuidado de las redes sociales son dos puntos importantes para crear una marca personal y difundir nuestro trabajo.

Plan de negocio: Antes de emprender como trabajador por cuenta propia es importante crear un plan de negocio, aunque solo sea un boceto de aquellas tareas que piensas aceptar y las metas que quieres conquistar.

Imagen personal: Además de crear una marca personal es importante que cuides la imagen que otros perciben de ti. Cosas tan absurdas como llegar tarde a las reuniones darán una imagen de irresponsabilidad y jugarán en tu contra.

Organización: En este caso organización y eficacia van relacionados de manera directa. Para que el trabajo nos resulte más efectivo es importante crearnos una rutina de organización donde cada día realicemos las tareas en el mismo orden. Además ayudará a no dejarte nada por el camino.

Contratos: Trabaja siempre de manera legal y antes de firmar un contrato asegúrate de que no exista la posibilidad de pillarte los dedos. Además de tener la seguridad de no salir perdiendo, el contratante te percibirá como una persona serie y formal que valora su trabajo.

Invierte en relaciones: Aunque establecer buenas relaciones es algo recomendable en todos los trabajos y sectores, cuando trabajas como freelance es importante que, además de valorar tu trabajo y como profesional de valoren como persona y resultes alguien con quien es agradable trabajar.

Seguimiento: Establece hacer un seguimiento cada cierto periodo de tiempo para ir controlando cuántos trabajos tuviste, cuántos contratantes diferentes y cómo ha variado tu cuenta bancaria.

Formación continua: En cualquier trabajo seguir formándote y adaptándote a los nuevos tiempos es un punto a tu favor, pero cuando trabajas como freelance, poder ofrecer al cliente cada vez cosas nuevas será una distinción entre los demás.