20minutos

¿Es posible divertirse en el trabajo?

Es muy sencillo olvidarse de que deberían existir unos niveles de diversión dentro del entorno laboral, pero la verdad es que son necesarios.

meneame
Compartir

Por supuesto, al trabajo se va a trabajar, valga la redundancia. Una cosa no quita la otra. Nuestros cerebros necesitan un poco de diversión para liberar ciertas tensiones en el trabajo, tensiones que quizás estén afectando a nuestra productividad. Por eso es necesario realizar ciertas actividades en el trabajo que nos permitan divertirnos a la vez que mantenemos nuestros niveles de productividad. Además, estos actividades pueden educar a tus empleados de muchas formas distintas. Estos son algunos de los ejemplos:

Promover el voluntariado

Las emociones son lo que más inspira al ser humano, es inevitable, a pesar de no ser tangibles, somos perfectamente capaces de recordar un sentimiento. Precisamente este es el poder que tiene el voluntariado en las personas. Al ser una experiencia tan emocional, el hecho de ser útil, de estar ayudando a mejorar la sociedad, es un sentimiento difícil de olvidar. Además, esto puede unir a tus empleados, hacer que formen vínculos que antes no existían y que mejoren la calidad de su trabajo. Donar tiempo es mucho más personal que donar dinero.

Promover la importancia de las celebraciones

Normalmente no solemos celebrar los pequeños éxitos que obtenemos día a día. Esto es un error, al final pasamos por alto demasiadas situaciones. No se trata de hacer una fiesta, pero sí eres el líder de tu empresa, deberías mostrar el aprecio que tienes a tus empleados y a sus victorias, que son las victorias de tu empresa, al fin y al cabo. Un simple correo electrónico basta y sobra para mostrar tu aprecio a tus empleados. Existen muchas otras formas de hacerlo, es solo cuestión de ponerse un poco creativo al respecto.

Promover la práctica del Mindfulness

Si no sabes lo qué es el Mindfulness, quizás te interese leer este artículo antes de seguir. Muchos líderes utilizan la meditación y las prácticas de Mindfulness en su vida diaria, por ello tiene mucho sentido incorporarlo al día a día de sus empresas. Por ejemplo, se puede crear un evento mensual donde los empleados aprendan más cosas sobre mindfulness y sobre la importancia del yoga y la meditación para lidiar con el estrés del día a día.

El trabajo es un lugar donde debe reinar la seriedad, pero eso no significa que todo tenga que limitarse a ello. Es importante que tus trabajadores sean felices para que sean más productivos, esto está al alcance de tu mano.