20minutos

Jorge Yzaguirre: “Salir a bolsa da visibilidad, financiación y valoración”

Para Jorge Yzaguirre, director de mercados de BME, la bolsa española es “liquidez y liquidez”, y si los productos son buenos acaban siendo demandados por los intervinientes.

meneame
Compartir

Su trayectoria profesional está estrechamente ligada a las finanzas, lo que le permite tener un extenso conocimiento sobre el sector. Ahora, Jorge Yzaguirre es el director de mercados de Bolsas y Mercados Españoles (BME), además de ostentar los cargos de presidente de MEFF y profesor en la Universidad Carlos III de Madrid, entre otros.

BME es la séptima bolsa mundial en cuanto a flujos de financiación canalizados. ¿Qué factores deben cambiar para subir de posición?

Somos la séptima en flujos de financiación, pero la economía española es la número catorce en PIB, por lo que estamos muy contentos de tener esa posición que es mucho mejor que lo que el tamaño del país nos dictaría. Lo que tenemos que seguir es consiguiendo esta fidelidad de las empresas para que sigan viniendo a nuestro mercado.

¿Qué objetivos tienen a medio plazo?

El reto es mantener la bolsa española como lugar de referencia para las compañías nacionales. Queremos que los mejores precios de las sociedades se produzcan en nuestros mercados y que cuando una empresa española quiera hacer una emisión vea que aquí tiene unos mercados muy profesionales y con mucha liquidez.

¿Qué tiene de atractivo el mercado español frente a otros?

Lo primero es que las compañías españolas son buenísimas. Su atractivo es que están en España, un país que está en una senda de crecimiento por encima de la media de la Comunidad Económica Europea, lo que hace que todo ello acabe redundando en las cuentas de las compañías. Además, las bolsas europeas y, sobre todo, las americanas están batiendo récords históricos un día tras otro. Sin embargo, el Ibex 35 no ha llegado todavía a los niveles históricos que consiguió hace unos años, por lo que pensamos que todavía tiene margen de crecimiento.

Como profesor, ¿cuál es el mensaje que transmite a sus alumnos?

Lo primero que les digo es que la gente que sale de las universidades y los másteres nunca antes han tenido el nivel de formación que tienen ahora. También, hago hincapié en que tienen que entender perfectamente los productos financieros. Nadie regala nada, por lo tanto cuando se hace una inversión se tiene que tener muy claro cuál es el perfil de riesgo que se toma y la rentabilidad que se va a conseguir… Que nadie piense que hay productos mágicos, porque no los hay. Hay que entender perfectamente dónde esta el riesgo de cada producto. No hay nada que sea perfecto, aquí no hay blancos y negros, hay grises.

En su informe anual afirman que el 2017 “ha sido uno de los mejores de la última década marcada por la profunda crisis financiera”, ¿qué ha influido?

Ha sido un año muy bueno en salidas a bolsa y en financiación de las compañías (tanto en renta variable como en renta fija). Estamos teniendo crecimientos y salidas en los mercados alternativos, y, cómo no, la evolución de los precios.

España vuelve a posicionarse como líder en rentabilidad por dividendo, por encima de potencias como Reino Unido, Alemania o EE UU. ¿Por qué?

Hay sectores como las eléctricas y los bancos que tradicionalmente retribuyen muy bien a sus accionistas, dan una rentabilidad por dividendo muy importante. En España esa retribución es superior a la de otros mercados. También hay un componente más nuestro que es la existencia de inversores minoristas directamente en el accionariado de las sociedades. Aquí, al tener participación directa en las empresas, de alguna manera presionan a las compañías para que les retribuyan mediante dividendo para conseguir una renta que complemente sus ingresos, sus pensiones… Es muy interesante también que esto no es algo que haya ocurrido puntualmente, sino que los diez últimos años España es líder mundial.

Desde 2013, han salido a bolsa 96 nuevas empresas en España. ¿Qué interés despierta en las sociedades?

Visibilidad, financiación y valoración. La bolsa es un mecanismo muy interesante, por ejemplo, para procesos sucesorios. Aún así, echamos de menos a algunas compañías grandes en el mercado español que nos gustaría que salieran a bolsa y las esperamos con los brazos abiertos. Todavía no ha llegado ese momento, pero seguro que llegará.

¿Por qué esas grandes compañías no forman parte de la bolsa?

Es una decisión de su consejo de administración y de los accionistas. En el futuro las compañías grandes acabaran saliendo a bolsa porque considero que casi todo son ventajas. Aunque también hay inconvenientes como el tener que enviar los resultados trimestralmente. Las empresas tienen que tener estructuras que si no están en bolsa no necesitan. Pero creo que los gobiernos corporativos de las compañías –en bolsa o no– las guían hacia la transparencia, así que dar el paso de salir a bolsa tampoco va a ser muy traumático.

¿Cuál es la mayor historia de éxito del Ibex 35?

A todos mis ‘hijos’ los quiero por igual, pero la de Inditex es una historia muy importante. Como mercado hemos ayudado a que se conociera la compañía. En los años 90 la bolsa también ayudó muchísimo a las empresas españolas a convertirse en multinacionales: Banco Santander, Telefónica, BBVA, Repsol… Gracias a la financiación que obtuvieron en bolsa crecieron por el mundo.