20minutos

Por qué un despido puede ser algo positivo

El despido, por norma general, es visto como una desgracia, un obstáculo más a enfrentar en el camino. Todo depende de la perspectiva con la que se afronte

meneame
Compartir

Cuando escuchamos la frase, “Tenemos que hablar.” somos conscientes de que nada bueno puede venir después. En el trabajo pasa algo similar cada vez que un superior demanda nuestra presencia. Puede ser que seas consciente de que esta situación se va a dar desde hace mucho tiempo, o puede que te pille por sorpresa. A lo mejor has dedicado toda tu vida a tu empresa, hasta tal punto de que te has olvidado por completo de ti y de lo que te hace feliz.

Muchos trabajadores realizan jornadas laborales de más de 40 horas (A veces más de 60), cancelan sus vacaciones y viven completamente atados a su puesto de trabajo. La situación laboral que tenemos en la actualidad es muy complicada, pero si te olvidas de ti mismo, de los objetivos que tenías en un pasado y de tus sueños, estarás cometiendo un error que no podrás enmendar en un futuro. Por ello, es importante tomar el tiempo necesario para dar un paso atrás y comenzar a replantearse todas esas cuestiones, todas esas metas que se planearon en un pasado y que han quedado olvidadas con el paso del tiempo. A lo mejor no estás en el camino correcto, a lo mejor ese despido al que te vas a enfrentar resulta ser lo mejor que te va a pasar en la vida.

papel, feria de trabajo

Puede ser que adores tu puesto de trabajo y que este despido sea un palo muy duro que afrontar, si es así, piensa que serás capaz de encontrar un nuevo empleo y que todo en la vida es una experiencia, incluso las desgracias. A lo mejor te has dado cuenta de que realmente no eras feliz en tu trabajo, el único atractivo de ir a trabajar era ese gran salario que podías ver en la cuenta del banco al final de cada mes. Es importante tener en cuenta que la pasión en un trabajo es fundamental. La pasión genera productividad, genera beneficios.

Un despido puede ser esa llamada de atención para pasar al siguiente nivel. Las cosas buenas no suelen venir cuando no sales tu de zona de confort. Puede ser el hecho que te fuerce a hacer introspección, a mirar dentro de ti, todo lo que iba realmente mal y que ahora puedes redireccionar. Puede que sea el momento de que comiences a perseguir tus verdaderas pasiones, que esto cambie tu vida y tu rumbo de forma radical.

Quizás, la lección más valiosa que te lleves sobre ese despido, es que existe una gran conexión entre la pasión y el éxito. Si a pesar de ello has sido despedido, quizás te encontrabas en la empresa adecuada. Sea cual sea la razón, este despido te hará saber lo que realmente quieres en la vida. Te hará comenzar de nuevo.