20minutos

Cómo Chiara Ferragni ha cambiado las reglas del juego

El trabajo de las bloggers o de las influencers se encuentra muchas veces en el punto de mira de la sociedad, pero a pesar de que muchas personas piensen que llegan hasta dónde llegan por suerte, existe mucho trabajo detrás.

meneame
Compartir

Puede que no conozcas a Chiara Ferragni, pero podría ser considerado casi un delito no hacerlo. Chiara Ferragni es la bloggera más importante del mundo, indiscutiblemente. Empezó con un pequeño blog, desde cero, y ahora lidera la lista de Influencers de la versión americana de Forbes. Y para todas esas personas que no se tomen en serio este negocio, cuando la Escuela de Negocios de Harvard estudia un caso, como ha ocurrido con el de Chiara Ferragni, tiene que significar que es es cuánto menos extraordinario, y no una pura cuestión de azar.

“The Blonde Salad” es el blog con el que Chiara lo empezó todo, un blog que acabó por convertirse en una marca en sí misma. Según los datos de 2015, la milanesa tenía unas ganancias de $9 miles de millones,que ascendieron a 12 durante el 2017. Por ello, cada año Ferragni y The Blonde Salad han ido haciéndose más fuertes. Ha lanzado su propia línea de ropa y accesorios. Para Chiara, las influencers son los nuevos medios de comunicación, si las personas se querían interesar por la moda en el pasado, acudían a las revistas, ahora las influencers aportan la información en tiempo real.

Chiara empezó su blog en 2009, cuando era una estudiante de derecho en su país natal, Italia. Empezó en el momento precioso, cuando todo el mundo empezó a hablar de las bloggeras de moda, las marcas se acercaron a ella desde el minuto uno. Siempre ha trabajado en campañas de grandes diseñadores como Guess y Gucci, pero su sueño era lanzar su propia línea. Empezó haciéndolo con zapatos, pero también empezó a promocionar su signo por excelencia: el guiño de ojos.

Con Instagram, con su prometido Fedez y con su embarazo, ha conseguido más aún captar la atención de todo el mundo. Las personas están obsesionadas con esta pareja, aunque Fedez solo publique en italiano, miles de españoles le siguen, les siguen a ambos, se han convertido en Beyoncé y Jay-Z. No es cuestión de suerte, es cuestión de ofrecer algo diferente, de echar absolutamente toda la carne en el asador, aunque la suerte pueda rozar las situaciones.

En España tenemos algún que otro ejemplo similar, como María Pombo, que enamora a sus seguidores con una sencillez y una naturalidad que las personas no están acostumbradas a ver todos los días en las influencers.

Si quieres descubrir más sobre las influencers, y cómo les afecta el nuevo algoritmo de Facebook, puede que te interese este artículo.