20minutos

Las diferencias entre compromiso y productividad de los empleados

En ocasiones puede resultar complicado diferenciar entre el compromiso y la productividad de los empleados, pero las empresas deben tener muy claros estos dos conceptos

meneame
Compartir

Los términos, y sobre todo las líneas entre ellos, pueden distorsionarse y lograr que nos confundamos en muchas ocasiones. Cuando una empresa no tiene muy claras las diferencias entre el compromiso y la productividad de su empleados, difícilmente podrá lograr que los empleados saquen el máximo partido de ambas. Deben poner toda su atención para saber dónde tienen que esforzarse exactamente.

La productividad y el compromiso de un empleado no son lo mismo, y es importante reconocer sus diferencias para asegurar que se puede trazar un plan donde los empleados consigan lo mejor de ambos mundos, y como resultado de esto, ellos serán también mejores.

Productividad de los empleados

Todos los negocios quieren tener empleados productivos, pero la productividad es solamente una parte de la ecuación. Según Gallup, los equipos con compromiso de los empleados son un 21% más productivos. Un empleado modelo, no tiene que ser comprometido a simple vista. Una persona puede ser muy puntual, puede tomar notas durante las reuniones y puede ser muy eficaz. Pero al mismo tiempo, esa persona puede estar callada durante las reuniones y no conocer realmente a los demás empleados. Esto demuestra falta de compromiso.

Compromiso de los empleados

Por tanto, la productividad no significa necesariamente compromiso, y por tanto no se trasladará a un éxito a largo plazo. Por otro lado, según Gallop. los empleados que están comprometidos con su trabajo tienen un 27% más de posibilidades de realizar un trabajo excelente. Un empleado comprometido sería algo así: Una persona que está dispuesta a llegar hasta el infinito y más allá porque cree verdaderamente en lo que está haciendo. Una persona que algunas veces llega antes y se va más tarde, y que conoce a las personas con las que trabaja. Una persona entusiasta que expone sus ideas porque cree que van a ayudar a la empresa.

Cómo conseguir ambas cosas

La clave para crear productividad y compromiso es que las empresas se aseguren de que sus espacios de trabajo muestran los valores de la empresa en sí misma. Esto quiere decir que si la empresa valora la colaboración, lo demuestre proveyendo a los empleados con tecnologías colaborativas, por ejemplo. Es simplemente un ejemplo para poner una imagen mental, la empresa debe proyectar lo que quiere conseguir de los empleados.

Si quieres saber más diferencias relacionadas con el compromiso laboral, te dejamos un artículo de Forbes que te puede interesar.