20minutos

Qué tener en cuenta antes de contratar a un familiar

Trabajar con miembros de tu familia puede ser tremendamente beneficioso o por el contrario, puede causar problemas irreversibles

meneame
Compartir
Familia Trump

Como dueño de un negocio, es posible que conozcas las dos caras de esta moneda, seguramente hayas contratado más de una vez a familiares. A lo mejor ha sido una buena experiencia, pero seguro que entiendes que cuesta trabajo, y que todos tenéis que poner de vuestra parte para evitar la negatividad y dejar a un lado los temas personales.

Los pros y los contras de contratar a familiares

Contratar a miembros de la familia puede tener tanto buenos como malos resultados

Pros:

Principalmente, una de las mayores ventajas es el hecho de que ya conoces a las personas.

Normalmente, durante las entrevistas y los procesos de selección, entrevistas concienzudamente a los candidatos para llegar a conocerles algo mejor en el menor tiempo posible. Tras haber contratado al empleado, alguna información oculta puede aparecer, como es obvio.

Pero con un familiar, sabes perfectamente a lo que te atienes. Has vivido con ellos, o les conoces de toda la vida, así que sabes cómo son, conoces sus personalidades, sus habilidades y su experiencia. Conoces sus fortalezas y sus debilidades.

Familia Kardashian

Además, tus familiares tendrán más interés en el éxito de tu negocio que una persona con la que no estés relacionado. Entenderán de mejor forma tu visión y tus metas, ya que seguramente te hayan visto construir el negocio desde el principio. Los demás empleados pueden sufrir dificultades a la hora de entender todos tus planteamientos ya que no han vivido todo lo que ha ocurrido detrás de ellos.

Contras:

Ahora bien, no todo resulta maravilloso a la hora de contratar a un familiar. Un empleado que tiene relación contigo puede sentir que va a tener algún tipo de privilegio especial, incluso asumirlo, como si viniera dado por el título. Puede que traten de abusar de sus privilegios y que eso afecte a tu negocio. Del mismo modo, es más fácil que tú abuses de la confianza de tus familiares y que establezcas expectativas demasiado altas en ellos. Puede ser que les pagues de menos o les acabes explotando.

También se puede dar la situación en la que tu familiar salga siempre ileso de las situaciones porque tú lo permitas. Lo que viene siendo un claro favoritismo hacia ellos, que puede causar fácilmente el descontento de los demás empleados.

Por ello, piensa y valora bien antes de contratar a un familiar.