20minutos

¿Por qué es tan importante el Big Data?

El Big Data ha venido para quedarse. Es tiempo de desafiar el status quo, sin importar el volumen de datos, y resolver problemas que hasta hace poco parecían imposibles. El término Big Data se oye por todas partes, quizá se usa en exceso, pero no podemos negar que los datos están cambiando el mundo tal y como lo conocemos. Aquí tienes 10 razones por las que Big Data es tan importante:

meneame
Compartir

* Clarke Patterson, Sr. Director y Product Marketing en la compañía de software Cloudera.

1. Reducir el riesgo en los negocios. Un informe reciente de PWC sugiere que las amenazas de ciberseguridad están creciendo a un ritmo sin precedentes. En 2015, el número de estos incidentes subió un 38%. El Big Data juega un papel muy importante en la contención de esta preocupante tendencia. Pero el Big Data no solo puede ayudar en el ámbito cibernético sino que también puede hacerlo frente a otro tipo de amenazas para el negocio al que las empresas se enfrentan a diario y que se pueden mitigar gracias al correcto análisis y uso de datos.

2. Aprovechar la información del cliente. Aunque es muy importante estudiar al cliente para ofrecerles la mejor experiencia en los servicios y productos que tienen las empresas, es momento de atender a un elemento hasta ahora desaparecido: el contexto. No solo por las personas que están en él, sino por lo que están haciendo en él en un momento determinado. Conocer el contexto en el que se encuentra el cliente nos da las claves sobre su comportamiento.

3. Mejorar la eficiencia de los servicios y productos. Quizás una de las áreas más interesantes de analizar en esta época es la de la industria del automóvil o la logística. Impulsados por el Internet de las cosas (IoT), sus productos y servicios se están ofreciendo como nunca antes. En este momento, las compañías disponen de más datos que nunca y pueden ver su negocio desde perspectivas distintas. El resultado de todo esto es que las organizaciones hacen más eficientes los procesos de desarrollo de productos, mejoran la calidad de los mismos y reducen los costes generales.

4. Modernizar la arquitectura de datos. La mayoría de los problemas a los que hacen frente las organizaciones hoy en día no son nuevos. De hecho, los primeros tres puntos mencionados en esta lista, son temas que preocupan a las empresas desde hace mucho tiempo; lo que ha cambiado es el cómo nos enfrentamos hoy a estos retos. Las arquitecturas de datos modernas permiten a las empresas aprovechar todos los datos, estructurados o no, para solucionar estos problemas con métodos nuevos y transformadores.

5. Hacer relevante lo irrelevante. Esta es una tendencia actual muy interesante en el mundo empresarial. Gracias a una estrategia orientada a los datos, las empresas se están reinventando a sí mismas. Un hecho que supone un giro fundamental sobre las nuevas perspectivas de empleo y está permitiendo que las generaciones más jóvenes pueden encontrar un trabajo fresco y dinámico, sin tener que trabajar en Google, Facebook o Apple, gracias al Big Data.

6. Poner patas arriba muchas industrias. La industria está en un estado de transición. Ejemplos como Uber o Lynch así lo demuestran. Empresas de un sector tradicional que están obligando al resto de actores de su área a transformarse, y si no dispones de datos en medio de este proceso tienes un problema grave. Incluso la industria tecnológica se encuentra en este estado de transformación en el que los datos juegan un papel decisivo.

7. Fomentar el desarrollo de nuevas habilidades. Gracias al Big Data, contamos con nuevas herramientas tecnológicas que deberían emocionarnos. Trabajando con Hadoop, por ejemplo, hay un sinfín de cosas que se pueden aprender, dependiendo de lo que estés intentado hacer. Pero no sólo las empresas están abriéndose paso en este nuevo territorio, las universidades también están integrando en sus planes de trabajo el desarrollo del Big Data como una fuerza de trabajo del futuro.

8. Open source, un movimiento que está a punto de llegar. El Open source no es nada nuevo; pero hasta ahora, éste estaba marginado al ahorro de costes. En la era del Big Data, open source  ya no es sólo un factor para ahorrar, también se tiene en cuenta en el fomento de la colaboración e innovación. Una gran parte del Big Data es transformándose a open source como una manera de hacer negocios, Open source está de moda, es tendencia y finalmente está llamando la atención de aquellos proveedores que aún no participaban.

9. Todo el mundo es analista. Si le das a una persona algunos datos, sus compañeros empiezan a interesarse y hacen sus propios análisis. Cada área del negocio, desde las finanzas a la comercialización del producto, utiliza los datos en su actividad diaria. Y no solo las personas que tienen el título de analista lo hacen, prácticamente todo el mundo está trabajando con los datos. Afortunadamente, existen muchas herramientas de análisis de datos disponibles diseñadas para resolver una amplia variedad de habilidades técnicas, para que todas las partes de la organización puedan entrar en el juego.

10. Cualquier cosa es posible. Más allá del matiz tecnológico, lo más importante del Big Data es el impacto que está teniendo en el mundo tal y como lo conocemos. Si miramos a nuestro alrededor podremos ver la gran cantidad de cosas que están cambiando y que son posibles gracias al uso de los datos. Vemos ciudades más inteligentes, mejoras en el cuidado y la prevención del paciente, reducción del fraude y las amenazas se combaten más rápido que nunca.

Estamos viviendo tiempos muy interesantes. Con tantos datos, económicos y accesibles, es difícil saber qué va a pasar. Sin embargo, lo que sí sabemos es que estamos empezando a hacer posible lo imposible y tendrá una profunda trascendencia. ¿Quién sabe dónde estaremos dentro de 10 años?