20minutos

Petra Mora: lujo ‘online’ sostenible y accesible

meneame
Compartir

6Petra Mora: lujo ‘online’ sostenible y accesible

Desarrollar hoy un ‘e-commerce’ dedicado en exclusiva a la venta de productos ‘gourmet’ sería una aventura hecha para pocos. Para David Aragón, Director de Compras y Producto de Petra Mora, ponerlo en marcha hace 6 años fue su reto.

Petra Mora destila valentía. Juventud y valentía. Desde su nacimiento hace ahora seis años, de la mano de Jesús Domínguez, propietario de la firma de moda Bimba y Lola, los riesgos en lo referente al concepto y a la forma de comercializar su producto dejan patente cómo han sido capaces de adelantarse al mercado.

Todo empezó con las ganas de un Domínguez, convertido en ganadero, por vender el producto que sus reses le proporcionaban. Un producto gourmet que pretendía alejarse del concepto clásico de lujo siempre empaquetado en negro y oro. Y una de las soluciones pasaba por rodear a esa carne de raza pardo de montaña de un buen puñado de productos de una calidad excelsa.

El concepto lo tuvieron claro desde el nacimiento de Petra Mora “queríamos crear una gran plaza de mercado, una tienda de ultramarinos online con la que recuperar ese colmado que desapareció por culpa de cambios en el modelo social. Volver al origen de los productos, darles protagonismo y buscar un enfoque diferente en lo referente a la imagen”. Así define la esencia de la empresa David Aragón, director de compras y producto de la compañía. “El sector gourmet se enfocaba entonces a un perfil predefinido: masculino y de edad madura. Y queríamos acercarnos a quienes querían reencontrarse con el producto de cercanía, ese que tiene memoria y evoca buenos momentos”.

El comercio online hace seis años no estaba tan extendido como lo está ahora, y mucho menos en lo referente al sector de la alimentación, pero en Petra Mora vieron “que había una progresión, y sobre todo, que existía una generación nacida con el soporte digital y era con quienes queríamos entendernos, a quienes queríamos demostrar la existencia de un cambio en el modelo y ayudarles a que entendieran que somos algo más, que tenemos historia”. La revolución del e-commerce llegó antes a Petra Mora que al sector, y el riesgo mereció la pena.

‘Packaging’ revolucionario

Pero no bastaba con crear un colmado online con un gran catálogo de productos. La existencia en el mercado de tiendas gourmet asentadas y con un público entregado obligó a Petra Mora a revolucionar el sector desde el packaging. “Todo lo que evocara a lujo en 2011, cuando apretaba la crisis, era rechazado. Por eso volvimos al envasado de antes, a las tipografías clásicas, a darle la vuelta al cartón y dejar el brillante para dentro”, un concepto vintage, ahora tan de moda, pero que hace seis años era muy atrevido. “Era un riesgo en todos los sentidos. Nunca quisimos ser gourmet. Queríamos dar una imagen de cercanía. Un producto de lujo sostenible y accesible”.

David Aragón aterrizó en el proyecto cuando este solo tenía una semana de vida, conoce bien los inicios de Petra Mora y la evolución del concepto. La apuesta por ese packaging revolucionario “fue una locura. Empezamos en un mercado inmaduro e inicialmente no podíamos desvelar la marca comercial cuando hablábamos con nuestros posibles proveedores. Era curioso. Y la inversión en el empaquetado, que ha sido tan importante para el desarrollo posterior de la firma, tuvimos que hacerla sin saber qué comercializaríamos”.

David Aragón, director de compras y producto de Petra Mora, posa en exclusiva para el objetivo de Forbes. @ Jaime Partearroyo

Producción cuidada

 Una de las claves en Petra Mora es la calidad del producto. “Para seleccionarlos nos basamos en nuestros viajes y en las propuestas que recibimos de quienes quieren formar parte del proyecto. El producto debe ser grande y la persona que hay detrás de él también”. Otro de los retos del negocio radica en que los productores deben desprenderse de su marca comercial para dotar de identidad a la empresa.

“Explicarle a un proveedor que queremos que cambie su imagen, que no ponga su nombre, que se venda con otro etiquetado, a veces es difícil. Tiene que comprender que no queremos huir de lo que hay detrás, si no presumir de quién está detrás e ir de la mano, pero no todo el mundo llega a entenderlo”. No hay productores en exclusiva, pero sí productos en exclusiva como “el caldo gallego de Portomuiños, las salsas de Dani García o una línea de precocinados con Óscar de Maracaibo”.

Actualmente, Aragón y todo el equipo de Petra Mora luchan por afianzar la marca, asentar el concepto y llevar a cabo el salto a Europa de forma sostenida. Han abierto tiendas en los aeropuertos de Málaga y Alicante para que “el público nos ponga cara, que vean que somos un comercio en el que pueden confiar”.

Y todo sobre la base de la evolución de unos productos que llevan a cabo quienes mejor los conocen. “Respetamos los procesos de producción de nuestros proveedores porque ellos son los que saben cómo hacer las cosas, pero nos preocupamos por tener una relación cercana y personal. Queremos ir de su mano sin exigir como deben hacer las cosas. Queremos estar con ellos por lo grandes que son sus productos”.

En los comercios online una de las grandes dificultades radica en la entrega del producto al consumidor, la conocida como última milla. “Eso es otro reto. Queríamos un centro logístico que funcionara perfectamente y lo creamos en Benavente (Zamora) con la última tecnología y controlando cada uno de los procesos por los que pasa el producto para ser capaces de controlar su trazabilidad. Es un coste añadido muy importante pero es fundamental para darle a nuestro producto la calidad necesaria”.

El ejecutivo asegura que “siempre pensamos que no podemos hacer lo mismo que hacíamos al inicio, tenemos que evolucionar. En esa faceta seguimos caminando. El concepto es el mismo, calidad de producto e imagen divertida y cercana, pero estamos en constante evolución para no estancarnos”.

Los productos de Petra Mora que no puedes dejar de probar

Cava Brut Nature

La empresa familiar cavas Oriol Rossell es la elegida por Petra Mora para elaborar su Cava Brut,

Atrás