20minutos

Tres criptomonedas para invertir en 2018

¿Millonario en sólo 5 años? Si en diciembre del año 2012 usted hubiera invertido 1.200 dólares en Bitcoins ahora mismo sería millonario. Su inversión valdría hoy 1.000.000 de dólares.

meneame
Compartir

¿Especulación o cambio de paradigma? Lo cierto es que las criptomonedas, con el Bitcoin como principal referente, hace tiempo que han dejado de ser indiferentes para la comunidad inversora a nivel mundial.

Lejos de tratarse de una moda tecnológica pasajera, las criptomonedas se han consolidado como un activo a considerar en cualquier cartera de inversión. El auge de unas monedas independientes de cualquier decisión de un Banco Central se ha producido, precisamente, en un momento en el que se está poniendo en duda la efectividad de las políticas monetarias “tradicionales” que se han venido utilizando estos años como respuesta a la última recesión económica.

No es de extrañar, por tanto, que figuras de la talla de Bill Gates afirmen sin dudarlo que “El Bitcoin es mejor que cualquier divisa”. Este hecho, unido a sus impresionantes revalorizaciones, hace que, de cara a planear una estrategia de inversión para el año próximo, la pregunta ¿en qué criptomoneda invertir en el 2018? sea prácticamente obligada.

Ante esta pregunta, estas tres monedas no podrán faltar en ninguna cartera que quiera incluir criptomonedas en su balance: Bitcoin, Ethereum y Ripple.

Bitcoin

Es la criptomoneda por excelencia. En el año 2017 la cotización de la criptomoneda más conocida se ha revalorizado un 990%. A comienzos del año, el Bitcoin tenía un precio de unos $1000 USD. A día de hoy, su precio ha alcanzado ya la cifra de $10.900 USD. El valor actual de mercado de la moneda alcanza la cifra de 182.500 millones de dólares.

Todas las predicciones de precio del Bitcoin para este año han sido ya batidas. Si bien en cada retroceso de la cotización de la moneda han aparecido titulares en los que se alertaba del “pinchazo de la burbuja” del Bitcoin, la realidad es que la cotización no muestra signos de debilidad, sino, más bien, todo lo contrario. En ninguno de esos retrocesos la moneda perdió el soporte de su tendencia alcista y siempre ha rebotado con fuerza hacia nuevos máximos anuales.

Además, a pesar de su alta revalorización anual, hay datos para pensar que la moneda todavía tiene amplio recorrido por delante. La demanda por el Bitcoin no para de crecer como lo demuestran las estadísticas de número de wallets (monederos digitales). En lo que va de año el número de wallets prácticamente se ha duplicado, pasando de 10 a 19 millones. Con una oferta de moneda en circulación limitada, el aumento constante de la demanda por el Bitcoin no hará sino seguir empujando su precio al alza durante el próximo año.

Ethereum

Ethereum es la segunda criptomoneda en cuanto a capitalización mundial con un valor de mercado de 45.180 millones de dólares. La moneda se dio a conocer en el año 2015 y nació con el objetivo de dar soporte a desarrollos innovadores en el ámbito de contratos inteligentes a partir de la misma tecnología “blockchain” del Bitcoin.

Si la revalorización del Bitcoin en el año 2017 ha sido impresionante, podría decirse que la de Ethereum ha sido simplemente espectacular. A comienzos del año, Ethereum se cotizaba a $8 USD la unidad. A finales de noviembre, marcó máximos del año, alcanzando un precio de $470 USD por unidad. Este precio supone una revalorización anual de 5.775% o, lo que es lo mismo, multiplicar por cerca de 60 veces su valor.

Muchos consideran Ethereum como la criptomoneda que sucederá al Bitcoin en su condición de referente mundial. Parece que esto todavía está lejos de suceder a día de hoy, pero un dato que refuerza el potencial del Ethereum es el crecimiento del número de transacciones realizadas en esta moneda frente a las realizadas en Bitcoins. Pese a su corta vida, en el año 2017 las transacciones mundiales realizadas en Ethereum no sólo han superado las realizadas en Bitcoins sino que el número actual de transacciones realizadas en Ethereum duplica a las realizadas en Bitcoins.

Por estos motivos, son muchos los analistas que apuntan a que el año próximo el Ethereum podría llegar a la barrera psicológica de los $1000 USD

Ripple

El Ripple, es la cuarta moneda mundial en cuanto a capitalización y tiene un valor de mercado de 9.900 millones de euros, después del Bitcoin, Ethereum y Bitcoin Cash.

La revalorización de Ripple en este año ha sido igual de espectacular que la del Ethereum. La moneda cotiza actualmente a un precio de $0,26 USD la unidad. Este precio supone una revalorización anual del 4200%. No obstante, a diferencia de Bitcoin y Ethereum la revalorización de Ripple en el último trimestre ha sido más moderada lo que hace aumentar el atractivo de esta moneda como inversión dado su enorme potencial.

Ripple nació hace 5 años con el objetivo de mejorar la tecnología “blockchain” de Bitcoin para aumentar la velocidad y seguridad de las transferencias de dinero a nivel global.

El potencial de crecimiento de Ripple es muy amplio si consigue su objetivo de consolidarse como alternativa a los actuales medios para realizar transacciones internacionales, dado el valor de este mercado.

Como comprar e invertir en criptomonedas

Para invertir en estas criptomonedas existen estas tres alternativas: minería, compraventa en plataformas exchange o trading mediante bróker especializados.

La minería de criptomonedas, de una manera simplificada, consiste en contribuir con un equipo informático al encriptado de la red que sustenta las transacciones en criptomonedas. Por esta contribución, el minero recibe un número determinado de monedas. Puede parecer una actividad al alcance de todo el mundo pero la realidad es que, a día de hoy, es necesario disponer de potentes ordenadores y procesadores, con un importante gasto en energía, que no están al alcance de un particular. Por este motivo la mayoría de mineros están organizados en pools, existiendo empresas que se dedican exclusivamente a esta actividad.

Una plataforma exchange es, como su propio nombre indica, un centro de intercambio de monedas, en el que un inversor puede cambiar una criptomoneda por otra o por dólares o euros. El número de servicios de exchange ha aumentado exponencialmente con la popularidad de las criptomonedas. No obstante, el hecho de que estas plataformas no tengan una adecuada regulación y la percepción de falta de seguridad por los casos de robos de criptomonedas suponen a muchos inversores un freno por la desconfianza que les genera su funcionamiento.

Trading mediante bróker especializado en criptomonedas. Al día de hoy ya es posible realizar operaciones mediante CFDs también conocidos como contratos por diferencia, peste tipo de producto financiero se encuentran disponible para su operativa en distintas plataformas de trading online. Estos productos tienen la ventaja, aunque no está exenta de riesgos, de permitir una inversión apalancada. Por otro lado, se está comenzando a abrir el mercado de futuros para estas monedas. El inversor que opera de esta manera no necesita comprar la criptomoneda ni depositarla en ningún monedero virtual con lo que no tiene riesgo de robo de la moneda.

Es muy importante tomar en cuenta los siguientes aspectos en el momento de comprar e invertir en criptomonedas:

Sea cual sea la alternativa a elegir, la realidad es que las criptomonedas han llegado para quedarse y no hay duda que el 2018 será clave para su consolidación a nivel mundial.