20minutos

Vender tu producto con una frase

Una gran cantidad de inventores se confunden sobre lo que están vendiendo. ¿Cuál es su idea? Esta es la pregunta que hace que una innovación sea importante. También lo son las características de esa idea, por supuesto. Cuando tienes sólo unos pocos minutos para que tu producto cause una buena impresión, es necesario ir al grano. Tienes que hacer que quieran saber más. Y la mejor manera de hacerlo es con una breve declaración de beneficios finamente trabajada. La gente está interesada. También lo están los potenciales licenciatarios. ¿Qué estás realmente vendiendo? Beneficios.

meneame
Compartir


El gran beneficio de la mayoría de las ideas de productos es para el usuario final. A veces, los grandes beneficios de un producto es el propio potencial licenciatario. Una buena declaración de beneficios condensa el valor de su innovación – su beneficio – en una sola frase impactante.

No es necesario exagerar tu idea. Sólo tendrás que despertar el interés. Para ello, tienes que ser específico. Una frase genérica como “hacer más dinero con la última innovación que todo el mundo quiere” no es eficaz. No parece creíble. Si el beneficio de tu idea no es claro o convincente, nadie va a querer saber más acerca de tu idea. Es así de simple.

Las declaraciones de beneficios de una sola frase tiene que aprovechar nuestras emociones para que sea eficaz. Si no eres capaz de resumir el beneficio de tu innovación en una declaración concisa, puede ser que no tengas uno. Si estás teniendo problemas para identificar el gran beneficio de tu idea, piensa en lo único que quieres que la gente diga: “Interesante. Quiero saber más”.

Al pensar en declaraciones de beneficios viene a la cabeza Steve Jobs. Él es el rey de las declaraciones. Si miras los videos de los lanzamientos de productos, por lo general se basan en una declaración memorable para impartir un impacto. Por ejemplo, describió el iPod como “Mil canciones en tu bolsillo.”