20minutos

Cómo poner en marcha las buenas ideas

“Del dicho al hecho hay un trecho”, dice el refrán. Muchos líderes están donde están porque tienen buenas ideas. Son visionarios cuyo sueño es fuente de inspiración para muchos de sus empleados. Pero hay una parte fundamental que define si realmente alguien vale o no: llevar a cabo esas ideas. Algunas de esas personas con buenas ideas se bloquean cuando llega la hora de ponerse en marcha. ¿Cómo entran en juego los fallos humanos y debilidades en el trabajo? Los autores de Strategy That Works: How Winning Companies Close the Strategy-to-Execution Gap pasaron diez años estudiando exitosas empresas globales. Como resultado encontraron lo que ellos llaman “cinco actos de estrategia que funcionan".

meneame
Compartir


Comprometerse con una identidad, en lugar de centrarse en el crecimiento. Tener claro quién eres te permitirá perseguir los objetivos que se ajustan a esa identidad, en lugar de quedarte atrapado en la idea de crecer. Mantente fiel a tu propuesta de valor.

Traducir la “estrategia” en tu “día a día”. Averiguar qué capacidades corporativas realmente se ajustan a tus objetivos estratégicos para aspirar a la excelencia funcional y disipar tus energías en ser bueno en todo.

Que tu cultura apoye a tu estrategia. Determina tus fortalezas y aprovéchalas.

Reduce el coste para crecer más fuerte. Invierte en ser diferente.

Da forma al futuro. Necesitas la capacidad de re-imaginar tus capacidades y crear una demanda en ellos. “Apple ha tenido que recordar quién era Apple y no tratar de vencer a Microsoft”, señala Paul Leinwand, uno de los autores del libro.