Giménez Barriocanal: “COPE sitúa al oyente en el centro”

Fernando Giménez Barriocanal es presidente y CEO del Grupo COPE desde 2005 y vicesecretario de Asuntos Económicos de la Conferencia Episcopal.

meneame
Compartir

Giménez Barriocanal sospecha que el futuro de la radio, y del grupo que lidera, no sólo pasa por su programación lineal y el audio, sino también por el universo digital mediante el vídeo, el texto, los podcasts y el streaming de las redes sociales. Eso ayuda a explicar su alianza con ABC, su colaboración con Facebook y el intento, primero con Popular y luego con 13TV, de crear una televisión cristiana de referencia.

¿Cuáles son los retos del Grupo COPE ante su transformación digital?

COPE ha sido siempre un grupo enfocado hacia sus oyentes. Un conjunto de emisoras que atiende las necesidades de aquellos que nos escuchan, nos leen, que confían en nosotros. No trabajamos para nadie que no sea el oyente pero somos conscientes desde hace tiempo que éstos se han transformado en usuarios que se encuentran en distintos lugares y que llegan a nosotros no solo escuchando a los comunicadores mejor valorados (Carlos Herrera, Paco González, Manolo Lama, Pepe Domingo Castaño, Javi y Mar, El Pirata…) sino también a través de nuestra web, teléfono móvil –ocho de cada diez usuarios proceden de este soporte– o de las redes sociales. En este sentido, la revolución que afecta a los medios no ha concluido y COPE sitúa al oyente/usuario en el centro: user first. Debemos conocerle mejor para enriquecer su experiencia. En la antena y en lo digital donde la mentalidad UX (experiencia de usuario) pasa por hacer que el contenido sea lo más accesible posible. Debemos acertar con la distribución de los contenidos, con el momento y con su formato. En marzo por ejemplo, COPE se convirtió en el primer medio en España que emitía en Facebook Messenger con su bot. Somos conscientes de las oportunidades que supone la transformación digital y queremos que COPE sea un gran plataforma generadora de contenidos que se distribuyen entre otros soportes en su antena y cuyos ejes son el entretenimiento, el deporte y la información.

¿Qué lugar ocupan las redes sociales y la radio digital en la estrategia del Grupo COPE?

Debemos concebir las redes sociales como un medio de comunicación más, además de como canal para llevar nuestros contenidos a nuevas audiencias. Nos permiten contar historias que la gente quiere escuchar asimismo de los argumentos del día a día que creemos que necesitan escuchar. La secuencia en las redes ya no debe terminar en la publicación sino en el hecho de que se comparta y se comente el contenido bien sea en Twitter, Facebook, Instagram o Snapchat. Una de las experiencias más exitosas en España está todavía reciente y la protagonizó COPE el Día de la Radio. El 13 de febrero más de 2 millones de personas siguieron a través de Facebook Live la conversación que Carlos Herrera mantuvo en ‘Herrera en COPE’ con Iñaki Gabilondo, Luis del Olmo y José María García. COPE llegó a superar con esta cifra los resultados de cadenas como NBC. Incrementó un 54% el número de usuarios nuevos y un 33% el número de páginas vistas. Son datos que confirman el desarrollo digital que tiene la marca.

¿Cree que es posible proyectar un mensaje con valores cristianos en unas redes sociales que tienden a ser hostiles con las ideas tradicionales?

No tengo ninguna duda. Si algo comprueba COPE a diario es que se ha convertido en un referente. También en la información religiosa y como transmisor de determinados valores. Somos conscientes de que en las redes sociales se publican contenidos deshonrosos pero los cristianos estamos llamados a ser luz del mundo y sal de la tierra y eso incluye nuestra participación en este tipo de plataformas con los mensajes en los que creemos firmemente. Debemos estar en medio del mundo.

¿Por qué piensa que la radio está siendo capaz de resistir a la disrupción digital mejor que otros medios de comunicación como la prensa?

No debemos olvidar nunca que la radio es el medio más creíble en España. El paso del oyente a usuario; el tránsito de la antena a la web/redes sociales/aplicación móvil es solo uno pero no es el más grande de los muchos que COPE (y el resto de emisoras o medios) tendrá que dar hasta alcanzar el espacio futuro en el que trabajaremos. Hasta entonces, debe haber una convivencia entre las plataformas tradicionales donde tenemos audiencias muy importantes y la mayor parte de nuestro negocio.

¿Son los exitosos ‘podcasts’ de productores independientes una amenaza para las empresas tradicionales? ¿Qué papel espera jugar COPE en ese mercado?

En COPE no concebimos el futuro de la radio sin el ‘bajo demanda’. En España, de media un usuario escucha cinco podcasts a la semana. Alrededor de diez millones de personas escuchan radio online en nuestro país. En COPE queremos crear pero antes, creemos que es conveniente conceptualizar bien qué es un podcast. El mercado está inundado de contenidos que se hacen pasar por podcast y no lo son. El podcast requiere de dinero, talento y paciencia. Un buen podcast demanda tiempo de producción y diseño. No es un contenido emitido en la antena y subido a la web. Es algo más. Son nuevas narrativas, nuevas formas de trabajo. Es el paso ‘From on air to emotion’. El podcast no se escucha igual que la antena. Es más personal. Emocional. Y bajo estos parámetros trabaja COPE con sus proyectos de podcasts.

¿Son la música en ‘streaming’ y las plataformas como Spotify un riesgo para radios de programación musical como Cadena 100?

Son otro motivo para hacer nuestro producto más competitivo y de mejor calidad. Sin olvidar que a la música en streaming y a este tipo de plataformas les falta el toque humano, la emoción y el tú a tú con el oyente. Nosotros cada día tenemos más de seis millones de razones para trabajar esa intimidad con la audiencia. Tantas como oyentes tiene el Grupo COPE y en esa línea trabajamos, ya sea en Cadena 100, Rock FM o MegaStarFM.

La alianza con ABC les permite ofrecer a los usuarios una completa información en audio y texto. ¿Apuesta COPE por el vídeo?

Esa alianza nos ha permitido llevar a cabo muchas cosas de forma conjunta y eso se lo agradecemos a la cabecera de Vocento. Para COPE el vídeo no es una apuesta de futuro, es presente. Con el rediseño de la web, nos volcamos más en la imagen y el vídeo como un gran instrumento de comunicación masiva sin olvidar nuestra razón de ser: el audio. El usuario quiere ver y el reto está en contarle las cosas de una forma breve y atractiva.