Los nuevos procesos de pago que cambiarán la industria

El teléfono inteligente moderno es un dispositivo indispensable. Una sola herramienta que cabe en su bolsillo y puede hacer todas las tareas que una vez requirieron cámaras, videocámaras, dispositivos GPS, relojes, relojes de alarma, calculadoras e incluso televisores. Pero el siguiente cambio podría ser el más radical de todos: podría eliminar la necesidad de llevar dinero en efectivo y tarjetas de crédito.

meneame
Compartir

La creciente importancia del teléfono inteligente como el dispositivo informático para cada actividad digital está teniendo un efecto profundo en todas partes, pero es sólo la historia más grande entre muchos desarrollos interesantes en el mundo de los pagos:

Apple Pay fue el primero que salió a la carrera, pero ahora las carteras móviles están por todas partes: Android Pay, Google Pay, Chase Pay e incluso Walmart Pay están convirtiendo a los smartphones en una alternativa real para llevar tarjetas de crédito. Y el potencial de las carteras móviles para limitar la responsabilidad de un comerciante en casos de fraude podría ayudar a promover la aceptación de este método en las pequeñas empresas.

Mientras que los consumidores mueven más compras en línea, los vendedores que pueden actuar como instrumento en los negocios en línea están viendo crecimiento explosivo. Braintree, propiedad de PayPal, creció 111% en el número de tarjetas en su archivo durante el cuarto trimestre de 2015, mientras que Stripe y Klarna ahora tienen valoraciones multimillonarias.

Las start-ups de Mobile Point-of-Sale (mPOS) como Square y ShopKeep han sido pioneras en el pago a través de tabletas y teléfonos inteligentes. El acoplamiento de sus capacidades de transacciones con nuevas aplicaciones puede revolucionar la gestión de inventario de una pequeña empresa, el marketing, la lealtad e incluso la nómina.

Se estima que los pagos móviles de Peer-to-Peer en los Estados Unidos crecerán de 5.600 millones de dólares en 2014 a casi 175.000 millones de dólares en 2019, ya que los consumidores evitarán cada vez más la molestia de escribir un cheque o ir a un cajero automático. Pero los vendedores de teléfonos inteligentes como Apple podrían paralizar al jugador dominante de 2016 (Venmo) si hacen unja apuesta para poseer el espacio.

Si su trabajo o su empresa está involucrado en el procesamiento de pagos en cualquiera de sus formas, sabe lo complejo que es esta industria. Y usted sabe que simplemente no puede entender dónde están las próximas grandes oportunidades digitales a menos que conozca los principales actores y roles en cada paso de la cadena de suministro de los pagos:

  • Adquirentes
  • Procesadores
  • Emisores
  • Redes de tarjetas
  • Organizaciones de ventas independientes y proveedores de servicios comerciales
  • Proveedores de hardware y software

El sistema NFC es el más extendido en esto de los pagos móviles. Para poder usar este sistema es necesario que el teléfono tenga integrado un chip NFC (Near-Field-Communication) y que el terminal de pago del comercio en cuestión esté preparado para comunicarse gracias al sistema conocido como Contactless (sin contacto).

Este es el hándicap al que se enfrenta el NFC. Aunque la mayoría de comercios en capitales de provincia ya han instalado TPVs con sistema Contactless (un 70% en Barcelona, Madrid y Valencia), para el resto de España la penetración era de tan sólo el 35% en agosto del año pasado. Con todo, la implantación está siendo muy rápida y se calcula que en un par de años ya no habrá problema a la hora de pagar con el móvil mediante este sistema.

El NFC es la tecnología elegida por plataformas como Apple Pay, Samsung Pay, Vodafone Wallet, BBVA Wallet o Android Pay. Pero el NFC no se usa exclusivamente para hacer pagos, también sirve para transferir archivos, cargar perfiles o identificarnos.

Samsung fue un paso más allá con su solución de pagos y solventa el problema de la compatibilidad que presenta el NFC. La marca surcoreana se hizo con la start-up LoopPay, que había diseñado el sistema de pagos MST (Magnetic Secure Transmission).

Samsung tiene una ventaja importante sobre sus competidores gracias al sistema MST. Mientras que otros como Apple Pay sólo funcionan en terminales de pago preparados, el sistema de Samsung Pay permite pagar en cualquier TPV con lector de banda magnética. La tecnología MST genera un campo magnético que puede ser leído por el receptor del comercio, aunque no esté preparado para el sistema Contactless.