20minutos

Cuando estudiar a crédito es un gran problema en EEUU

Estudiar en Estados Unidos es muy caro y para poder hacerlo millones de estudiantes acuden a créditos para financiar sus carreras universitarias.

meneame
Compartir

El problema surge cuando la economía no genera los suficientes empleos bien remunerados para devolver esos créditos, como sucede ahora, entonces este inconveniente se convierte en un problema para las familias que han avalado a sus hijos y no pueden atender los pagos de los préstamos e incurren en morosidad, con riesgo de perder sus viviendas.

Según datos recientes, la tasa de morosidad en los préstamos a estudiantes supera a la que se registró con las hipotecas basura en el pico de la reciente crisis inmobiliaria de Estados Unidos.

El gobierno de Barack Obama impulsó esta política de financiación a través de programas federales para facilitar un mayor acceso de los jóvenes estadounidenses a la educación superior, cuya tasa de matriculación creció un 20% entre 2005 y 2010, pero también la deuda, que en el último decenio se ha duplicado, hasta los 1,3 billones de dólares.

Para elevar aún más su grado de frustración, los muchachos que acabaron sus estudios y ahora están en los veintitantos años –y endeudados– tampoco pueden acceder a la compra de una vivienda, porque sus empleos no dan para tanto, advierten los expertos.