20minutos

¿Se puede apostar por la nueva arquitectura?

Eurico Almeida, director de expansión internacional de Panoramah!, comenta sus planes de trabajo en el competitivo mercado de la construcción.

meneame
Compartir

Su carrera ha estado vinculada desde el principio al mercado de las soluciones arquitectónicas. Además de pertenecer a una familia dedicada a la construcción civil, Almeida siempre ha sentido una especial fascinación por las artes y oficios. En 2004, al término de su formación como arquitecto, pasó a formar parte del equipo de Jofebar, actual empresa propietaria de la marca PanoramAH!, que aquel año se encontraba ejecutando los trabajos de carpintería metálica de La Casa de la Música en Oporto, obra del reconocido Premio Pritzker, Rem Koolhaas. “Acepté este desafío de inmediato, y me comprometí plenamente con el proyecto, un aliciente importante en cuanto a complejidad y reconocimiento dentro del panorama arquitectónico”, comenta Almeida. Una obra que, a nivel profesional, puso a prueba factores que iban desde la humildad o la competitividad, hasta la perseverancia y el sacrificio.

La finalización con éxito del proyecto Casa de la Música supuso un giro drástico en las perspectivas de trabajo de Almeida dentro la compañía: “Me concentré en coger experiencia en los diversos departamentos y adquirir tanto el dominio técnico, como la capacidad de gestión y liderazgo del capital humano de la empresa”. Hasta hoy. Desde su posición tiene una visión estratégica del negocio y de sus objetivos: “Me motiva ser parte del diálogo entre arquitectos que promueven la continuidad y desarrollo de la arquitectura, fundamentalmente a partir de los materiales, soluciones e ideas”.

Los años de crisis les obligaron a evolucionar y a expandir el negocio hacia nuevos mercados a un ritmo verdaderamente rápido. Una facturación de 50 millones de euros y un ebitda de 8 millones reflejan no solo el profundo conocimiento que del mercado tiene la empresa, también la consecución de los valores originales. “Las empresas son organismos vivos, mutables, adaptables y cada año que comienza trae objetivos más diversos y exigentes, y cada vez más ambiciosos con el desarrollo del mercado a escala mundial”.

En España, PanoramAH! está presente desde hace más de 10 años y ha invertido cuantiosos recursos con los que pretende seguir alineada en su estrategia de crecimiento gradual y sostenible. “Para 2017 nos hemos propuesto crecer un 15% (superior a la media del sector), salto importante con respecto al incremento del 10% en el último año. Para los próximos 5 años pretendemos duplicar la facturación y la rentabilidad”, comenta Almeida, quien reconoce la dificultad que implica concretar objetivos globales que naturalmente no transiten por el crecimiento continuo, la rentabilidad, la productividad, la calidad en el servicio o la presencia constante en los mercados.

La ventana panorámica es la gran baza por la que proponen apostar en la nueva construcción. “Hoy PanoramAH! es un sistema de ventana minimalista, que responde a las más rigurosas exigencias técnicas. Todo dentro de los principios y tendencias iniciadas en los años 20 con Le Corbusier, donde el diseño estaba dirigido al uso máximo de la transparencia y la apertura de los espacios interiores de los edificios hacia la luz y el paisaje exterior, convirtiendo la ventana en una gran pantalla gigante con un alto nivel de prestaciones técnicas”. Almeida apunta que han centrado su estrategia en la investigación y desarrollo de soluciones constructivas que vayan en beneficio de la buena arquitectura. “Es fundamental estar presentes en los proyectos y obras de excelencia, tanto conceptual como técnica, específicamente con arquitectos de renombre y calidad reconocida. Nuestra empresa se distingue por la experiencia; no realizamos productos de manera tradicional, sino en correspondencia con las especificidades de cada proyecto y cliente. Es como la confección de un traje a la medida”.

Dentro de la nueva arquitectura, el ideario clave de PanoramAH! y sus ventanas pasa por hacer de éstas elementos que tengan significado y resulten innovadores, “para lo cual desarrollamos soluciones constructivas que conecten diferentes partes con un todo que denominamos proceso constructivo”. Aportar valor y eficiencia al proyecto del cliente se convierte entonces en sello distintivo de una marca cada vez más arraigada en el mercado. Norman Foster, Campo Baeza, Siza Vieira, Tadao Ando, Jean Nouvel o Marcio Kogan son solo algunos nombres de arquitectos emblemáticos que están detrás de proyectos centrados en el uso de su producto estrella. “La posición de PanoramAH! es muy relevante si pensamos en la necesidad de elementos de diseño para la consecución de su trabajo. Muchas ventanas, sistemas aplicados y ejecutados en obras de arquitectos como estos, implican en la práctica todo un contexto y una misión que nos proponemos alcanzar en el día a día y a escala mundial”.

Almeida es consciente de lo competitivo, duro y salvaje que es el mercado, cada vez más potenciado por el rápido crecimiento y los requerimientos a corto plazo. “Para estar en la cima y cada vez más alto necesitamos reinventarnos, conseguir el perfecto equilibrio entre los factores culturales, técnicos, de presupuesto, económicos, sociales y tecnológicos. Y de esa manera alcanzar el éxito en cada oportunidad constructora que surja”. La internacionalización de la marca representa hoy más del 80 % de su facturación y de los resultados. Están en todos los continentes y en más de 35 países, aunque sobre todo buscan nuevas geografías donde exista la posibilidad de dar un valor añadido a los proyectos arquitectónicos. “Hoy día, estamos trabajando con muy buena dinámica en Japón, Australia o Turquía. Continuaremos invirtiendo en el desarrollo y proyección de la marca y de aquellos productos que la caracterizan y definen, siempre con una inequívoca apuesta por la arquitectura de calidad”.