Facebook
Twitter
Google Plus
LinkedIn
Forbes_es:

El 90% de los candidatos cometen este fallo en las entrevistas

Life
Una entrevista de trabajo no es una actividad de aprobado o suspenso, su objetivo al acudir a una es aprender del proceso y fortalecerse con cada entrevista. Ser más fuerte en una entrevista de trabajo significa ser más consciente de sí mismo y del entrevistador, y también de la situación actual de la empresa y sus necesidades. Concéntrese en una palabra: relevancia.
28 abril 2017
REDACCIÓN
Mucha gente puede estar cualificada para el trabajo que está solicitando, pero su tarea es mostrar la relevancia entre lo que ya ha hecho en su carrera (o en la escuela, o en otro lugar) y las necesidades del empleador. La gran mayoría de los solicitantes de empleo tratan una entrevista de trabajo como un examen oral aprobado o suspenso, buscando contestar las preguntas del entrevistador satisfactoriamente.

La mayoría de los solicitantes para cualquier oportunidad de trabajo dará respuesta a las preguntas del entrevistador de manera satisfactoria. Puede haber diez o doce solicitantes que respondan todas las preguntas tan bien como tú. ¡El problema es que sólo hay una vacante! Así que su objetivo es cambiar el marco durante la entrevista, es decir, cambiar la conversación para sacar a su entrevistador del guión de la entrevista.

En primer lugar, vamos a imaginar que respondemos a una pregunta estándar del tipo "Cuénteme acerca de su experiencia en relación con el servicio al cliente." Todos los que fueron entrevistados para el servicio de atención al cliente ya tienen alguna experiencia, así que no puedes responder a la pregunta de una manera común y obvia y esperar pasar a la próxima ronda de entrevistas.

Aproveche para hacer sus comentarios relevantes para el entrevistador y la empresa con ejemplos concretos en los que se desprenda su habilidad con el servicio al cliente; pregunte también con qué tipo de clientes trata su compañía con más frecuencia y gane conocimiento y quizá términos familiares para la empresa sobre los que pueda profundizar de cara a una segunda entrevista. Su entrevistador sabrá mucho más acerca de usted de lo que habría sabido si simplemente hubiera dicho "tengo dos años de experiencia en el servicio al cliente".

El noventa por ciento de los solicitantes de empleo van como sonámbulos a través de sus entrevistas de trabajo, con la esperanza de pasar el examen sin tropezar, pero eso no les conseguirá un nuevo trabajo. Tiene que centrarse en aprender tanto como pueda sobre la situación de la compañía y después encontrar la relación de relevancia entre lo que usted ha hecho y lo que el nuevo trabajo le requerirá que haga.
Forbes Radio