Facebook
Twitter
Google Plus
LinkedIn
Forbes_es:

9 cambios para mejorar tus finanzas

Core Business
Poder gestionar tu dinero de forma correcta pasa por planificar tus costes y ahorro mensual por lo que es necesario que organices con cuidado los ingresos y gastos de tu cuenta. Por ello te mostramos nueve signos de que deberías mejorar la gestión de tus finanzas.
29 diciembre 2014
Nazareth Meijide

1. Morosidad. Pagar tus facturas a tiempo es vital para mantener una imagen profesional adecuada. Si tu retraso se debe a un problema de memoria programa tus pagos para que no te ocurra pero si es por falta de dinero planifica un presupuesto para que no malgastar tus ahorros.

2. Desanimo y falta de ganas. La lucha por sacar adelante todos tus pagos mensuales puede hacerte sentir abrumado y superado pero no dejes que esta sensación te invada. Ahorra y crea un colchón de emergencias para aquellos gastos imprevistos que puedan surgir.

3. Falta de comunicación. Si convives con alguien más acordad la manera en la que vais a invertir y a gestionar el gasto de vuestros ahorros en común.

4. Tarjetas de crédito al descubierto. Si tu cuenta de ahorros termina todos los meses en números rojos es hora de que empieces a establecer un presupuesto sólido para evitar este problema. No puedes permitir que tus gastos superen a tus ingresos.

5. Tener una deuda muy elevada. Si este es tu caso plantéate empezar los cambios ahora mismo y da la vuelta para volver a controlar tu situación económica. Tranquilo, con trabajo y esfuerzo todavía estas a tiempo de pagar tus deudas y volver a vivir tranquilo.

6. Sentirse agobiado por las finanzas. Comienza a ver las cosas con perspectiva para crear un presupuesto que realmente funcione. Crea un plan financiero a tu medida para que dejes de verte atrapado por tu situación monetaria.

7. Sin ahorros desde principios de mes. Cuando llegar a fin de mes se convierte en un reto que superar piensa que tener una planificación a través de un presupuesto te permitirá trabajar y prever tus gastos desde el primer día.

8. Falta de organización. Si nunca has establecido un presupuesto entonces es mucho más probable que tengas problemas a la hora de gestionar tu dinero. Tener una planificación ayuda a controlar los gastos previstos y a crear un fondo de ahorro para aquellos que puedan surgir.

9. Insomnio y preocupación por el dinero. Si el estado de tus finanzas te roba el sueño deberías plantearte modificar tu manera de gestionar el dinero. Haz los cambios necesarios para que puedas descansar adecuadamente sin preocuparte por esta situación.

Forbes Radio